José Maria Manzanares recibe el Premio “Opera Taurina”

 


José María Manzanares recibió el pasado domingo el premio “Opera Taurina” otorgado por el Club Taurino Italiano en los salones de la Villa Real de Monza y coincidiendo con el décimo aniversario de la fundación del Club que cuenta con honorables aficionados de todas las edades, con un centenar de ellos que se desplazaron para la ocasión desde Roma, Turín, Florencia, Venecia, Milán, Génova y Sicilia.

El galardón es un Minotauro en bronce creado por el artista florentino Silvano Porcinai, maestro en la fundición que emplea la misma técnica de gran Miguel Ángel, en un acto dirigido por el Presidente del Club, Paolo Mosole, y el Vicepresidente, Gaetano Fortini.

En la emotiva conversación con el Maestro se puso en relieve su trayectoria artística a lo largo de estas dos décadas, destacando su técnica, valor y capacidad de transformar la bravura del toro en obras de arte que perduran en el tiempo y que traspasan fronteras.

Durante la misma se abordaron diferentes temas como las diferentes concepciones para llevar a cabo una faena: "Hay dos formas de tratar a los toros: la de imponerte bruscamente o la de entender su comportamiento, cuidándolo con suavidad para que sus cualidades crezcan a lo largo de la lidia. Si las cosas se hacen bien, normalmente el toro acaba embistiendo mejor de cómo empezó", dijo el Maestro.

Otro de los aspectos destacados fue la dureza de su preparación con “cerca de seis meses en el campo para prepararse física y mentalmente, para que el toro nunca note la más mínima duda cuando te enfrentas a él".

José María Manzanares recordó sus enseñanzas paternas, el concepto de ir "a más" en sus faenas, la importancia de la ligazón y sobre todo el de torear asentado en los talones "porque de esa forma no hay escapatoria y el torero solo puede abandonarse al toreo”.

El Maestro de Alicante confesó incluso: "Sigo buscando mi faena soñada y aunque nunca se sabe si llegará, tengo la sensación de que esta búsqueda llevará a algo bonito".

El acto finalizó con la visión de unos mensajes enviados para la ocasión para Maestros como Roberto Domínguez, Juan José Padilla, Pepín Liria o El Juli que destacaron su importancia dentro y fuera de los ruedos, así como algunos fragmentos de videos de su carrera y de la de su padre, llegando a ver sensiblemente emocionado al Maestro Manzanares y todos los allí presentes.

   

Comentarios