Nuevo homenaje a Pablo Hermoso de Mendoza en México

 


14 de octubre de 2023. PACHUCA DE SOTO (HIDALGO). No hay billetes.

Pablo Hermoso de Mendoza (silencio tras aviso y oreja); Joselito Adame (silencio y dos orejas); y Ernesto Javier Tapia “Calita” (silencio, silencio y silencio tras aviso en el de regalo). 





Toros de Boquilla del Carmen (1, 2, 3, 5, 6 y 7) y Bernaldo de Quirós (4).

Después de diversos reconocimientos en el ruedo y de una exhibición de charrería, Pablo paró de salida al primer toro de la tarde montando a REGALIZ. El toro salió muy suelto y sin fijeza y con la grupa del caballo lo fue metiendo hasta arrancar los primeros olés de la tarde cuando el caballo se doblaba con la grupa en la cara del toro. El toro tuvo nobleza pero siempre adoleció de poca acometividad, uno de los escasos impulsos que tuvo los aprovechó muy bien BERLIN para darle un larga galopada de costado rematada en forma de trincherazo en el momento más torero de esta lidia. Posteriormente todo fueron destellos pero con poca continuidad. Con NAVEGANTE una banderilla muy ajustada y una pasada que levantó al público de los asientos por su ajuste y emoción. Terminó la lidia con FENIX que encontró nula colaboración del astado haciendo todo el jinete para  dejar los palos y los rejones.






Mucha más movilidad tuvo el cuarto de la tarde, un toro de Bernaldo de Quirós al que Pablo cuajó de manera extraordinaria y al que solo el tener que descabellar le privó de una puerta grande, que por lo  demás era bien merecida. NOMADA fue el caballo empleado para parar al astado de salida y dar pie a dejárselo en suerte a BASAJAUN para que firmase una primera parte de tercio llena de temple y buenos momentos. El caballo anteponía torería y templanza a un toro que embestía con cierta brusquedad y casi siempre defendiéndose por arriba. Los momentos finales con el toro cosido al estribo y galopando BASAJAUN sobre sus pasos fueron de una estética y una plasticidad máxima. Luego llegó la emoción y la chispa de MALBEC valiente en banderillas pero sobre todo ajustado y emocionante en las piruetas que dio en la misma cara de un astado que seguía embistiendo con fuerza y emoción. Llegaba el tercio final y nuevamente con FENIX colocó cortas y rosas antes de enterrar un rejón en lo alto pero que no tuvo efecto y necesitó la ayuda del descabello. Una oreja que Pablo paseó bajo las notas de “Las Golondrinas” en una vuelta al ruedo eterna por el cariño y la entrega y las voces de “no te vayas” del público hidalguense.










Jesús Javier Corpas-Mauleón

Comentarios