Muere un carnicero tras ser corneado en los corrales de la plaza de toros de Murcia

 


En la tarde de ayer, un carnicero ha resultad muerto tras ser corneado en los corrales de la plaza de toros de Murcia cuando participaba en las tareas de apuntillar a un astado devuelto en la primera de las corridas de la feria del coso de la Condomina.

La mortal cogida se ha producido cuando empleados de los corrales procedían a rematar al toro, de nombre “Limpiador”, para llevarlo al desolladero. Desde una de las mangas de chiqueros, se ha procedido a rematar con la garrocha al animal, que cayó al suelo inmóvil, pero cuando entró el carnicero para rematarlo con la puntilla, el toro se ha levantado cogiéndole de forma brutal.

El operario fue trasladado con urgencia al hospital Reina Sofía, muy cercano a la y los facultativos lograron recuperarlo de una parada cardiorrespiratoria pero finalmente falleció como consecuencia de la extrema gravedad que presentaban las heridas sufridas.

El carnicero sufrió como herida más grave una cornada en el vientre que le produjo una evisceración de los intestinos y que ha desembocado en un shock hipovolémico que no ha podido superar.

El suceso ha producido momentos de alarma y angustia en el patio de caballos del coso de la Condomina, donde todavía se encontraban decenas de personas que acababan de abandonar la plaza de toros tras la corrida, al correrse a voz en grito el rumor de que se había escapado un toro.  

Comentarios