Un arrollador Diego Ventura se lleva la tarde en Arévalo

 

Fotos: Silvia Olmedo

Dio comienzo a las 19:00 el 2º festejo de la feria taurina de Arévalo. En esta ocasión se trataba de una corrida de rejones, en la que se veían la cara los caballeros, Rui Fernandes, Diego Ventura y Guillermo Hermoso de Mendoza. El encierro fue de la ganadería salmantina Sánchez y Sánchez, de buen juego y presentación. (1º y 2º los dos mejores)

Un Rui Fernandes muy correcto en su primera actuación con el mejor toro de todos, tenía una clase en la embestida excepcional, se pudo comprobar en la brega de su peón, además tuvo mucho fondo. Un Rui que tras un rejón de castigo ligeramente trasero se dispuso a llevar el animal cosido a su grupa, banderilleó de forma eficaz. Falló en su primer intento de matar al toro, después entró hasta el fondo. 1 Oreja (Vuelta al ruedo). En el 4º el portugués también estuvo muy laborioso, exponiendo su sabiduría y seriedad, que lo convierte en un buen profesional. Mató trasero. 1 Oreja.

Diego Ventura se fue a la puerta de toriles, recibiendo con la garrocha el 2º astado, Diego enloqueció al público desde el primer momento, con “Lio” formaría una monumental al quiebro, puso banderillas cortas al violín. Pincharía en dos ocasiones antes de hundir el acero y descabellar. 1 Oreja. Diego quería comerse el mundo en este segundo, tras dos rejones  de castigo se dispuso a poner las banderillas con “Velázquez”, la plaza de nuevo se puso en pie, tras el cambio de caballo, a este le quitaría la cabezada y banderillearía a dos manos. Rejonazo de muerte y cayó rodado. 2 Orejas (Se paseó el rabo sin la concesión del presidente)

Por todos es sabido la rivalidad entre Diego Ventura y Guillermo Hermoso, este último tras ver la excelente actuación de su compañero saldría arreando, tras la puerta grande de Pamplona. Con mucho oficio banderillearía, el momento álgido de la faena se produjo tras el par a dos manos, la afición tenía ganas de verlo tras su triunfo el año anterior. Dos pinchazos, un rejonazo bajo y descabelló. 1 Oreja. En su segundo tuvo menos oportunidades, pero las que tuvo las desaprovechó con su fallo en los aceros. Pinchó en repetidas ocasiones y 2 estocadas bajas. Palmas  


Mario Sánchez Avilés

















































Comentarios