Morante y Urdiales triunfan en un tarde llena de torería en la tercera de abono de Santander

 


El tercer festejo del abono santanderino tuvo como protagonistas a dos toreros de arte como Morante y Urdiales, ambos abrieron la puerta grande, en una tarde en la que dejaron sus destellos de torería. Juan Ortega dejó detalles en el tercero de la tarde, sobre todo con el capote.

Morante de la Puebla cortó las dos orejas del cuarto. Un buen toro de Juanpedro al que recibió con varias verónicas echándole los vuelos y rematando con una media. Entendió bien al de Juanpedro en la faena, un animal con embestida a media altura y que no quería nada por arriba. El temple fue la clave de la faena y la paciencia. Muletazos con torería. Estética pura. Faena de maestría. Dos orejas.

En su primero Morante lo cuidó desde salida. El de Juan Pedro no estaba sobrado de fuerzas. Noble pero sin recorrido en la faena. Morante abrevió.

Urdiales dejó en el segundo un gran quite por chicuelinas. Faena medida y con temple a un toro en el límite de casta. Dejó su esencia de torería Urdiales, sobre todo por el derecho. Buena estocada. Oreja. 

Otro trofeo paseó en el quinto, un buen toro de Juanpedro que toreó con cadencia y torería en un sensacional quite por verónicas. Faena cargada de temple y empaque. Ligó bien las series y toreó muy despacio a un animal que derrochó calidad. La pena es que el animal se defondó. Se echó al final de la faena. Estocada. Ovación.

Ortega cuajó al tercero con un ramillete de verónicas. En la muleta el de Domecq tuvo nobleza y clase. Brindó a Paloma Bienvenida, hija del maestro Antonio Bienvenida. Muletazos de buen trazo de Ortega por el derecho. Entendió bien al de Juanpedro. Dejó su clase al natural Buena estocada. Hubo petición, pero el presidente no concedió el trofeo.
En el sexto, un animal que se fue apagando poco a poco. Apenas pudo componer faena Ortega ante el deslucido animal. Pichazo y estocada.

Plaza de toros de Santander. Tercera de abono de la Feria de Santiago. Más de tres cuartos de entrada. Toros de Juan Pedro Domecq, bien presentados, nobles en general.

MORANTE DE LA PUEBLA, silencio y dos orejas;
DIEGO URDIALES, oreja y oreja
JUAN ORTEGA, ovación y palmas.

Comentarios