Víctor Hernández: “La Puerta Grande de Madrid fue un sueño pero ahora quiero competir”

 


El novillero Víctor Hernández deslumbró en el Club Cocherito en un coloquio humano, sincero, abierto y donde hizo gala de los valores que atesora la tauromaquia

“El hecho de estar en este escenario tan emblemático ya es en sí un reconocimiento a lo que ocurrió en Las Ventas hace unos días. Llegué preparado, sabía que podía dar la medida de muchas cosas y soñaba con abrir la Puerta Grande. De ahí a conseguir hacerlo va un camino y lo pude conseguir. Me quedo con muchas cosas de ese día. La entrega, la entrega mía y la entrega de Madrid conmigo, sentir como rugió Madrid. Hay cosas que no sabría explicar porque son sentimientos”. Así recordó Víctor Hernández en el Club Cocherito de Bilbao todo lo sucedido en la plaza de Las Ventas el pasado 27 de marzo cuando fue izado en hombros y paseado por el cielo de Madrid camino de la calle de Alcalá. “Aquello fue muy grande, un sueño, pero ahora lo que busco es competir y reafirmar esa tarde en las ferias, ese es el lugar que busco”, apuntaló.

Bajo la batuta del periodista Íñigo Crespo, el novillero de Santos de la Humosa desgranó un mensaje sincero y cabal. “No soy nadie, haya abierto la Puerta Grande de Madrid o no. Lo que soy es un chico que quiere abrirse camino en esta profesión, que el esfuerzo es su máxima y que sabe, porque así me lo han enseñado en la Escuela Taurina de Guadalajara, que todo se logra en la vida con perseverancia y con sacrificio”, sostuvo mientras recordó las personas claves en su carrera: “Sobre todo las dos personas que caminan a mi lado, José Antonio Cid, al que todos conocemos por Jota, artífice de que Guadalajara tenga un centro taurino de primer nivel y Roberto Ortega es quien me exige, me alienta, me ayuda, me prepara. En la vida hay que ser agradecidos y nunca podré agradecerles lo que hacen por mí”

Durante casi dos horas de coloquio –donde los aficionados bilbaínos pudieron preguntar al protagonista infinidad de interrogantes y dudas – Víctor Hernández compartió sus fuentes artísticas – “Me gustan muchos toreros, muchas formas de interpretar, pero sobre todo me gustan los que torean bien. Torear bien es muy difícil”, sentenció – aspectos técnicos, reconoció expectativas, sueños y se mostró confiado en volver pronto a los ruedos, mientras se recupera de la fractura del metacarpiano: “Me está dando más guerra de la que pensaba”, admitió antes de mostrarse optimista y radiante al preguntarle por un posible debut en Bilbao como novillero: “Ojalá pueda ser, espero que el triunfo de Madrid me sirva para ratificarlo en las grandes plazas y Bilbao es de primerísima fila. Debutar en Vista Alegre sería otro sueño cumplido, pero sí lo hago es para triunfar y que la afición bilbaína me vea a mi mejor nivel”.

Comentarios