Lo que fue, lo que pudo ser y lo que a buen seguro será

 


El cartel

Sin tiempo que perder, sabedor de que todo lo que trascurra entre 2021 y las primeras actuaciones en 2022 sin ser considerado figura del torero en carteles y despachos son oportunidades desaprovechadas, Emilio de Justo lo apuesta todo en el inicio de la temporada venteña.



La previa

Todavía con el "run-run" de la gran temporada 2021 que cuajó Emilio de Justo y el debate de si mereció ser nombrado triunfador de la misma después de abrir dos veces la puerta grande de Madrid y triunfar en Sevilla, el extremeño comienza 2022 con un "all-in".


Seis toros, de diferentes ganaderías, en la plaza de las plazas. La afición madrileña ansía verle, medirle como lo que la pasada temporada le postuló (una figura del toreo), y aunque el ritmo de venta de las entradas no ha ido como se esperaba ante semejante apuesta, será el público quien se pierda la que seguro será una de las tardes del año.


Los hierros seleccionados, de primera sin ninguna duda, han sido elegidos a la perfección. Los habrá del gusto de la afición y también "que permitan un triunfo del torero". Todos ellos, los repasamos a continuación.


*A lo largo del jueves se anuncia que los toros de Victorino Marín y Palha han sido rechazados. Ambos ganaderos remendarán la corrida con otro toro. Incluimos un "artículo de opinión" sobre lo sucedido.


Palha

Divisa: Azul y blanca Señal: Hendida en ambas

Representante: D. Joâo Folque de Mendoça Propietario: Sociedade Agricola dos Arinhos

Fincas: Sitio do Castelo Cascais (Portugal) Antigüedad: 04/11/1883

Procedencia: Una línea por 'Pinto Barreiros', D. Isaías y Tulio Vázquez y Oliveira Irmâos y otra por D. Baltasar Ibán Valdés.


Historia: Formada en 1848 por don Antonio José Pereira Palha con reses de origen portugués y de Concha y Sierra, Miura, Trespalacios y Veragua. En 1937 heredaron la ganadería los nietos, que adquirieron vacas Pinto Barreiros y sementales de Belmonte y de Domingo Ortega.

Posteriormente, la ganadería es aumentada con un lote de vacas y dos sementales de Isaías y Tulio Vázquez. En 1980 pasó la ganadería a sus sobrinos, que adquirieron sucesivamente vacas y sementales de Oliveira Irmâos, tres sementales de Torrealta, y recientemente un lote de vacas y tres sementales de Baltasar Ibán que llevan por separado.

En la actualidad la ganadería está formada con vacas y sementales de dos procedencias distintas, la primera la constituyen vacas y sementales de 'Pinto Barreiros', de don Isaías y Tulio Vázquez y Oliveira Irmâos cruzados entre sí y en parte con toros de Torrealta; la segunda procedencia la constituyen vacas y sementales del hierro de Baltasar Ibán que se llevan por separado.



Pallarés

Divisa: Verde, amarilla y morada Señal: unta rasgada en ambas

Representante: D. José Benítez-Cubero Pallarés Propietario: D. José Benítez-Cubero Pallarés

Fincas: 'Los Ojuelos', Marchena (Sevilla) Antigüedad: 29/06/1962

Procedencia: Santa Coloma (Buendía)


Historia: En 1950 adquirieron, los señores Quintanilla Vázquez, de Joaquín Buendía un lote de vacas y un semental, así como otro lote de hembras de Luis Ramos Raúl, además de unas pocas hembras de Romualdo Arias de Reina. En 1960 fue adquirida por María Pallarés Redondo. Dicha señora varió el hierro de la ganadería por el que actualmente utiliza y la aumentó con reses de José Benítez Cubero. En 1980 se anunció esta ganadería a nombre de José Cubero Pallarés y en 1985 a nombre de los actuales propietarios. En la actualidad se han añadido sementales de ganaderías de la misma rama de Santa Coloma, como puedan ser Rehuelga o La Quinta.




Victorino Martín

Divisa: Azul y encarnada Señal: Hoja de Higuera en ambas

Representante: Victorino Martín García Propietario: Victorino Martín García

Fincas: Monteviejo y Las Tiesas de Santa María (Cáceres) Antigüedad: 29/05/1919

Procedencia: Albaserrada


Historia: Fue fundada en 1912 por el Marqués de Albaserrada con hembras y sementales del Conde de Santa Coloma, origen Saltillo. En 1920 falleció el señor Marqués y en 1921 su viuda la vendió a don José Bueno. En 1928, por división de la ganadería, le corresponde una parte a su viuda doña Juliana Calvo. En 1941 la heredaron sus sobrinos, quienes anunciaron “Escudero Calvo Hermanos”, los cuales la vendieron en 1965 a don Victorino Martín.



Parladé

Divisa: Amarilla Señal: Muesca en la derecha y zarcillo en la izquierda

Representante: Juan Pedro Domecq Propietario: Juan Pedro Domecq

Fincas: La Góa - Granja Alentejo (Alentejo) Portugal Antigüedad: 23/05/1913

Procedencia: Gamero Cívico - Juan Pedro Domecq


Historia: Don Eduardo Ibarra adquirió en 1884 la mitad de la ganadería de doña Dolores Monje, viuda de Murube. En 1904, después de sucesivas ventas parciales, fue adquirida una parte por el Conde de Santa Coloma y otra por don Fernando Parladé. Desde entonces son numerosos los cambios de propiedad de la misma hasta que recae en manos de la Sociedade Agropecuaria Do Río, que incorpora a las reses existentes un lote de don Juan Pedro Domecq, buscando que fueran animales sin cruce Veragueño por lo que puede decirse que sigue siendo pura Vistahermosa-Parladé.




Domingo Hernández

Divisa: Azul, encarnada y verde Señal: Hoja de higuera en ambas

Representante: - Propietario: Domingo Hernández C.B.

Fincas: "Traguntía" en Pozo de Hinojo (Salamanca) Antigüedad: -

Procedencia: Juan Pedro Domecq


Historia: En 1924 don Rafael Lamamié de Clairac adquiere para su hijo don Leopoldo el hierro y la cuarta parte en que se divide tras la muerte de don Luis Gamero Cívico, la ganadería que éste había adquirido a don Fernando Parladé. En 1992, don Antonio Peláez Lamamié de Clairac vende exclusivamente los derechos del hierro a don Domingo Hernández y éste le agrega las reses de su ganadería que pertenecían a doña Amelia Pérez-Tabernero y don Domingo Ortega, con sementales de “Garcigrande”, procedencia de don Juan Pedro Domecq.




Victoriano del Río

Divisa: Señal: Muesca en ambas

Representante: - Propietario: Medianillos Ganadera S.L.

Fincas: "El Palomar" en Guadalix de la Sierra (Madrid) Antigüedad: 12/07/1942

Procedencia: Juan Pedro Domecq


Historia: En 1985 la adquiere, su actual propietario, uno de los lotes procedentes de la división de la ganadería de D. Juan Guardiola Fantoni, eliminando todo lo anterior y dándola forma con un lote de don Juan Pedro Domecq, otro de don Luis Algarra Polera junto con el semental Aldeano y setenta vacas y tres sementales de “Jandilla”. Posteriormente agrega más vacas de “El Torreón”. En 2002 compró por sorteo una octava parte de la ganadería de “Toros de El Torero”, todo de procedencia Juan Pedro Domecq y Díez.




Sin duda, seis toros de primera para una tarde de primera.

Entipados, algo más "feote" el de Parladé; en la línea de Cobradiezmos pero algo más serio el de Victorino; cuajado y menos ofensivo el de Victoriano del Río; dos pinturas los de Domingo Hernández y Palha; y con algún kilo de más, pero hecho todo un tío el de Pallarés, la corrida tiene hechuras y reatas para no fallar. Sin ninguna duda.


Toros, orden de lidia y cuadrilla





Así fue la tarde

Lo que fue, lo que pudo ser y lo que a buen seguro será.


Lo sucedido en la tarde del 10 de abril de 2022 en la plaza de toros de las ventas bien puede leerse (o escribirse) de muchas formas. En muchas de las crónicas que he podido ver se ha ensalzado lo que pudo ser, en otras tantas lo que no fue, pero hoy me gustaría comenzar por lo que fue.


Y es que de la tarde de ayer no debemos olvidar que, en otras condiciones completamente diferentes a las que viviésemos hace siete años, un torero fue a Madrid a cambiar su destino y por consecuencia a meter mano a un sistema que no ha querido reconocerle lo que el pasado año se ganó en el ruedo.


Entre medias del debate de si Emilio de Justo es o no figura del toreo, ayer, Domingo de Ramos, sentó a más de 20.000 en el granito venteño con ganas de ver toros. Hubo gin-tonics, ambiente que dejaba entrever atisbo de clavel pero sobre todo y de forma unánime, admiración hacia la apuesta de un torero. Así, a eso de las 17:40, de catafalco y plata, apareció en la plaza de las plazas el torero al que no le importa vestirse en un directo de Instagram, retrasmitir un viaje hasta la plaza o enseñar desde dentro como se hace un apartado -normal que muchos no lo vean como figura-. Minutos después rompió el paseíllo y cuando este hubo terminado Madrid dedicó una calurosa ovación a un torero que se vio obligado a saludar. Respeto, admiración y agradecimientos se escondieron tras cada palmada.


Cuando las presentaciones hubieron terminado hizo presencia el cuajado, serio y bonito cárdeno de Pallarés. Y con el público ya en el bolsillo lo recibió Emilio a la verónica dejando claro que aquello de "Clasicismo para la historia", no era solo un slogan. Se quedó crudo en el caballo, pues en el segundo puyazo la vara se quebró y el presidente consintió que el picotazo fuese suficiente. Las protestas duraron hasta que el extremeño, después de brindar la muerte del primero de la tarde a su padre, tendió las telas con la izquierda. Un templado y de mucho gusto comienzo al natural, a un toro que respondió con clase y alegría, dejaron claro que había faena. Hizo uso entonces de ambas manos, pareció algo nervioso y acelerado en algunos momentos, pero de a poco fue dándole forma a una faena muchas veces imperfecta (ya fuese por quedar descolocado o dar una velocidad más de la que el acostumbra), pero que transmitió mucho al tendido. Hizo amago de terminar por el derecho, a lo que el toro respondió amenazando con marcharse. De vuelta al natural, remató con varios muletazos de bella factura por bajo y se perfiló para meter la espada. Se tiró como acostumbra. Le entregó sus sueños a quien le había entregado su vida y Romano hizo honor a su condición de toro bravo. Al tirarse de frente -normal que muchos no lo vean como figura-, el de Pallarés lo prendió y al caer al suelo, se quebró la tarde. Oreja y enfermería para un Emilio de Justo que, minutos después y en medio de un ambiente de total nerviosismo, se confirmó que no podría continuar la lidia por lo que horas después anunciaba el parte medico oficial.




Con sus sueños se quebraron también los de muchos aficionados. Emilio de Justo había conseguido hacer de su tarde la tarde de muchos aficionados -normal que muchos no lo vean como figura- y ahí residió, sin lugar a dudas, el verdadero triunfo de la tarde del 10 de abril de 2022.


No os lo voy a negar, me quedé hundido. Guardé la libreta en la mochila y procuré centrarme en la tarde en la medida de lo posible. Alvaro de la Calle fue el encargado de dar cuenta a la gesta que Emilio había preparado (me imagino que fue capricho del reglamento que la cosa no quedase en un mano a mano entre él y Jeremy Banti, que quizá hubiese sido más inteligente). Lo hizo de forma rotunda, dando signos de preparación, disposición y capacidad. Si bien no logró calar en los tendidos, tampoco hizo enfadar a un Madrid más sensible que nunca, que entendió perfectamente lo que la tarde demandaba. Como recompensa Victoriano del Río nos regaló un nuevo bravo que me hizo tomar de nuevo mis trastos.


De principio a fin, en todos y cada uno de los tercios, fue Duplicado, de Victoriano del Río, un toro de bandera. Y ya van no se cuantos. Serio, cuajado, pero quizá sin ser el más bonito de la tarde hizo aparición el cárdeno salpicado que daría sentido a la tarde. Se estiró en el capote de Álvaro de la calle y tomó tres puyazos, a diferentes distancias, que pusieron a Madrid en pie. Entre el centro del ruedo y la segunda raya lo dejó en la tercera vara. Al primer cite del del castoreño acudió pronto y al galope para empujar el peto de un Oscar Bernal que se despidió entre vítores, sombreros y una ovación unánime. Invitó a Salir Álvaro a Jeremy Banti, que dejó un gran quite con unas chicuelinas de mucho gusto, a las que Álvaro quiso responder y en las que el toro se empleó con todo (gran gesto teniendo en cuenta que este era el toro de mayor posibilidades según mostraba). A las condiciones nombradas anteriormente (prontitud y galope), se añadió en banderillas la clase de un toro al que se le dio una lidia ejemplar y se le dejaron tres pares de ley. Metió la cara en la capote las veces que hizo falta, se arrancó a cada cite y aguardó a la muleta.


Largo y de frente lo citó Alvaro para comenzar con la tela roja. Largó fue galopando y largo se marcho, mostrando que estaba sobrado de fuerzas, clase y entrega para responder a cualquier cosa que se le hiciese. Y eso hizo. Derrocho cualquiera de las cualidades que se le pueda presuponer a un toro bravo sin importarle el pitón, el terreno o si enganchaba la muleta. Ese es su mejor y más sencillo resumen, un bravo. Fue una lastima no haberlo visto en otras manos, a pesar de que Álvaro solventó la papeleta y le metió la mano para conceder una muerte con honores a un toro de vuelta al ruedo. Una lástima que al presidente le costase tanto enseñar el pañuelo azul, pues si se hubiese tratado del blanco, seguro que no habría dudado en enseñarlo en cuanto Duplicado cayó a la arena, como merecía.



La ovación para despedirlo fue la más rotunda y estremecedora que recuerde, Madrid le estaba reconociendo su casta, entrega, nobleza, clase, galope, tercio de varas, codicia, repetición, humillación... a Duplicado.


De camino a casa Madrid se preguntaba si Duplicado, como sus hermanos Duende, Casero o Dalia, de haberse lidiado en otra plaza, hubiese merecido ganarse la vida.


Los de Palha y Parladé siguieron la tónica de los de Domingo Hernández y Victorino. Una tarde más, con toros serios y en los que volvió a destacar de forma negativa, la mala condición del de Victorino Martín. Aseado, correcto y entregado los lidió un Álvaro de la Calle que recibió y todavía sigue recibiendo las felicitaciones de todos y cada uno que allí asistieron. Había dado muerte a cinco TOROS de Madrid.



Emilio, pronta recuperación. Te esperamos. Será tu tarde, será la nuestra.



Opinión

Y el papel quedo reducido a cenizas.


Un planteamiento perfecto, atractivo para el aficionado, con una dedicación casi irreprochable por parte del matador, la empresa y su circulo; con los toros presentados a tiempo con magníficos videos y las butacas de la taquilla online tiñéndose de "gris ocupado" a cada momento.


Y cuando todo parecía eso, perfecto, fuego.


Porque, ¿a quién le importa que los toros que llevan 1 mes presentados se echen ahora para atrás?


Así es, hoy, en la plaza, un grupo de "estudiosos y empoderados" han decidido que los toros que empresa, ganaderos y matador, y a los cuales el público había recibido de muy buen gusto, no son dignos de Madrid (Victorino Martín y Palha no pasan el reconocimiento). Y entiendo que esto pueda suceder una tarde cualquiera, aunque me duela, claro que lo entiendo. Una de esas de clavel o lo que es lo mismo baile de corrales. Una en que los toros no tienen nombre y apenas se conoce nada de ellos hasta que un tercer camión irrumpe en la noche madrileña. Pero no hoy señores, hoy que se había presentado la vuelta del TORO a Madrid en su primera corrida del año.


Y si esos toros no valen, que no se reseñen. Y si hace falta que veterinarios y autoridades acudan a elegir los toros, que lo hagan. Pero que al aficionado no se le engañe más.


Y hablaré de lo personal. Porque en cuerpo y alma se dedicó este blog a promocionar una tarde que consideraba como soñada. Una previa en la que hemos dejado lo mejor de nosotros, hemos creado un canal de YouTube para que casi 3000 personas (de las cuales más de 2300 han visto los toros que curiosamente han sido rechazados) pudiesen ver los toros, hemos sorteado entradas en nuestra cuenta de Instagram...


¿Y ahora qué?


Pues fácil, la misma basura de siempre.


"¿Quieren Palha? Ahora van a tener Palha", ha debido decir D. Joao según dicen las redes sociales. Pero disculpe GANADERO, aquí no hace falta Palha para Emilio, sino palos para algún otro.
Daniel de la Morena (Andanadadel12)


Comentarios