José María Martín: "Con los caballos no torearía en puntas"

 


José María Martín es un nuevo rejoneador que viene a revienta calderas y dispuesto a refrescar un escalafón necesitado de nuevas y sorprendentes caras, y es que este humilde jinete de Talavera la Nueva (Toledo) ha llegado dispuesto a colocarse en los primeros sitios del escalafón. Sus últimos festejos así lo avalan y el futuro parece presagiar algo bueno para este joven toledano.


¿Cómo estás llevando este inicio de temporada?

  • Pues muy ilusionado la verdad, vamos a comenzar el 30 de abril en Graja de Iniesta, un festival muy bonito en el que lidiaré un novillo de Tenorio junto con los toreros Sánchez Vara, Miguel Tendero y Miguelito. Me ilusiona mucho este festival y espero tener buenas sensaciones para meternos de lleno en la temporada. Es una temporada que vislumbro que será muy bonita, daré un paso más en cuanto a número de festejos, me va a servir mucho para seguir rodándome y coger experiencia como novillero.


¿Ves posible entrar en alguna feria importante esta temporada?

  • Posible puede ser, por qué no. Pero de todas formas no hay ferias importantes en las que se hagan novilladas para rejoneadores, aunque si en alguna feria apostasen por alguna novillada para rejoneadores que no hayan tomado todavía la alternativa sería un sueño para mí poder entrar.


¿Qué son más duros los inicios o la permanencia?

  • Yo creo que cuesta tanto una cosa como la otra, yo te puedo hablar más de los inicios que es lo que estoy viviendo ahora, es la cuarta temporada que afronto. He toreado en torno a quince festejos y me estoy metiendo de lleno en el rejoneo desde muy pequeñito, pero para mí todavía esto son los inicios. Hombre fáciles no son los inicios, como en todas las profesiones, pero en el rejoneo quizás más aún, porque son muchas cosas y en mi caso ni mis padres se dedicaban a ello ni contábamos con las herramientas para ello. Los inicios son muy costosos en cuanto a sacrificio, aprender, tener muchos caballos que requieren de cuidados… Tienen un gran coste económico, horas de entrenamiento, tiempo… Y creo que la permanencia tampoco debe ser nada fácil la verdad.


¿Estarías dispuesto a torear alguna vez en puntas?

  • Pues con los caballos quizás no, en todo caso sería a pie, aunque no estoy preparado tendría que aprender, me gusta mucho y me gustaría aprender y prepararme. Estaría dispuesto a pie a caballo no.


¿Cómo ves la situación actual del rejoneo?

  • Lo veo en una buena situación porque es un espectáculo muy bonito, único, atrae mucho… A toda la gente que lo conoce le llama la atención, le gusta y cada vez se anima más gente a ir a la plaza, prueba de ello es que donde se anuncia un cartel de rejoneo se suele llenar la plaza. Además ahora después de la pandemia nos hemos dado cuenta de lo importante que es para nosotros el poder salir, disfrutar del campo, amigos…


¿Qué sorpresas tienes en la cuadra para esta temporada?

  • Sí, sí que hay varias sorpresas y seguimos entrenando mucho para poder seguir sorprendiendo mucho más.



¿Compensan tantos entrenamientos para disfrutar de 20 minutos de faena?

  • Sí, claro, por supuesto hombre. Me gustaría torear mucho más siempre, pero sí claro que compensa. Ya no sólo son los 20 minutos de faena, sino que el día a día también los disfruto muchísimo, estoy cumpliendo un sueño viviendo de pleno a los caballos. Es mi pasión absoluta, tienes que cuidar los caballos, montarlos, domarlos, aprendiendo a rejonear… Es un día a día muy bonito y la verdad es que lo disfruto muchísimo, las novilladas luego ya son el éxtasis de todo, pero se disfruta muchísimo. 


¿Para el que no te ha visto, cómo es tu concepto del rejoneo?

  • Yo cuando salgo a la plaza intento disfrutar de mis caballos, el toro y del público. Trato de conseguir emocionar a la gente, y para ello intento realizar el toreo más correcto posible tratando de llegar a la gente a base de arriesgar y disfrutar mucho.


¿Con qué sueñas por las noches?

  • Pues sobre todo con caballos, aunque los sueños son muy raros y mezclas muchas cosas, pero los caballos son muy recurrentes en mis sueños la verdad.


¿Quién es José María Martín?

  • Pues un chico muy normal y muy corriente, soy de un pueblo llamado Talavera la Nueva, en la provincia de Toledo. Y que tengo la suerte de esta acompañado de personas que son mi familia y muchísimos amigos que dedican gran parte de su tiempo y mucho más en hacer que yo pueda seguir luchando por mi sueño, seguir aprendiendo y creciendo en el mundo del rejoneo y poder llegar a llenar las plazas más importantes del mundo.

Aitor Vian

Comentarios