Tarde triunfal en Salvatierra, matadores y ganadero, a hombros

 


Al encierro de la dehesa de De la Mora se le cortaron seis orejas y se indultó un toro, el cuarto, llamado “Ronca Fuerte”, número 22 y con 530 kilos

Se dio la tradicional corrida en honor a la Virgen de la Candelaria en Salvatierra, Gto. con casi lleno en la plaza y en tarde de agradable clima, resultando triunfadores los tres espadas, Joselito Adame, Octavio García “El Payo” y Arturo Saldívar, además de la dehesa de De la Mora, encierro al que se le cortaron seis orejas y se indultó un toro, por lo que al final, diestros y ganadero salieron en hombros tras una gran tarde. 

Se lidiaron seis toros de la ganadería de De la Mora, siendo muy bueno el cuarto que fue indultado. También resultó bueno el sexto que mereció la vuelta al ruedo. Buenos fueron el tercero, al que se le aplaudió en el arrastre y el segundo. Y regular el débil primero. El otro fue complicado. 

En el toro que abrió plaza, noblote, pero falto de casta, el aguascalentense Joselito Adame lo veroniqueó con clase hasta en seis lances y se hizo ovacionar en un quite por chicuelinas. Con la muleta, tras 19 años de no torear en esta ciudad donde es muy querido, le hizo una faena inteligente, aprovechándolo al máximo por ambos lados, sobre todo a media altura por la falta de fuerza del “socio”. La labor tuvo continuidad y cerró con manoletinas. Mató de estocada, algo tendida, el astado tardó en doblar, descabelló, le sonaron un aviso y fue aplaudido. 

A su segundo, “Ronca Fuerte”, número 22 y con 530 kilos, muy bueno, de gran calidad, Adame lo recibió con una larga cambiada de rodillas y de pie veroniqueó bien, además de ejecutar un vistoso quite por chicuelinas. A petición del público tomó los palos y armó gran alboroto. Con la franela salió a darlo todo, empezando con pases de hinojos en la zona de tablas y ya de pie siempre fue a más, con mucha emoción y contagiando a la gente. Se recreó aprovechando las condiciones del toro. Una faena variada y lucida con las dos manos, con temple y calidad, todo rematado con los de pecho. Intercaló adornos, hizo el toreo en redondo y cuando se perfiló a matar, hubo petición de indulto que se concedió y el torero dio triunfal vuelta al ruedo. 

El queretano Octavio García “El Payo” en su primer astado, que tuvo clase y nobleza, llamado “Alcalde”, lanceó a la verónica con calidad. Su faena de muleta, tras brindarla al alcalde salvaterrense Germán Cervantes Vega, fue a base de toreo con arte, que fue a más, sobre todo en los medios con ambas manos e intercalando algunos detalles toreros. Acabó de estoconazo recibiendo, para recibir las orejas. 

En su segundo, “Amoroso”, deslucido, “El Payo” se limitó a bregar con el capote, en tanto que son la muleta, a base de ambición y el buen momento que vive el espada, estuvo por encima de su antagonista. Le buscó con disposición por todos lados para cuajarle algunos pases meritorios, plenos de actitud, por lo difícil del astado. Terminó de gran estocada recibiendo para obtener una valiosa oreja. 

El también aquicalidense Arturo Saldívar en su primer ejemplar, “Don Chacho”, veroniqueó con gusto y temple, quitando mejor por tafalleras y navarras. Con la sarga inició firme en los medios con dos cambiados por la espalda, demostrando que salió a defender el sitio, para cuajar una faena interesante por ambos pitones y entendiendo bien al toro que no era fácil, era muy exigente, de ahí la importancia del trasteo, con pasajes buenos como sus pases en redondo y molinetes para acabar de estocada bien colocada y así hacerse de las orejas. Al toro se le aplaudió en el arrastre. 

Y en el burel que cerró el festejo, de nombre “Salva la Tierra”, otro estupendo toro, al que Saldívar le instrumentó enclasadas verónicas y con la muleta vino una faena brillante e importante, sobre todo por el pitón derecho, dando todo en su quehacer, con evidente entrega y, haciendo el toreo en redondo con temple del bueno. De igual manera hubo petición de indulto que no se concedió ya que por el lado izquierdo fue menos toreable. Culminó de estocada al segundo viaje para cortar una oreja, yéndosele el rabo. Al toro se le dio vuelta al ruedo. 

Al final, los tres diestros, Adame, “El Payo” y Saldívar salieron en hombros acompañados por el ganadero Luis Alberto Villarreal. 


Ficha


Lugar: Salvatierra, Guanajuato. 

Evento: Corrida de la Feria en honor a la Virgen de la Candelaria. 

Plaza: De las instalaciones de la feria. Entrada: Casi lleno en tarde de agradable clima. 

Ganado: Seis toros de De la Mora, siendo muy bueno el cuarto que fue indultado. También resultó bueno el sexto que mereció la vuelta al ruedo. Buenos fueron el tercero, al que se le aplaudió en el arrastre y el segundo. Y regular el débil primero. El otro fue complicado. 


Cartel:


Joselito Adame: Palmas y vuelta al ruedo tras indulto.

Octavio García “El Payo”: Dos orejas y una oreja.

Arturo Saldívar: Dos orejas y una oreja.

Al final, los tres diestros salieron en hombros acompañados por el ganadero Luis Alberto Villarreal.


Emilio Méndez

Comentarios