“El Dani”: "El sector antitaurino va siendo cada vez más fuerte y los taurinos menos"

 


Daniel Ollora “El Dani” es un humilde torero vitoriano que viene peleando contra viento y marea durante unos cuantos años, y es que este torero se ha enfrentado a los múltiples obstáculos que la vida le ha puesto por delante. A día de hoy es el único torero en activo que vive en el País Vasco, y es que no es nada sencillo vivir en un lugar en el cual tu profesión apenas se ejerce, algo que habla del tesón y la lucha suya por poder hacerse un hueco en su propia tierra. Actualmente se encuentra en su cuartel de Vitoria preparándose para poder volver a los ruedos en este 2022 tras dos campañas sin torear por causas pandémicas.


¿Cómo has llevado esta temporada?

  • Desgraciadamente no la ha habido, con todo esto de la pandemia el año para los toreros modestos como yo ha sido nulo, entonces ha sido simplemente un año de mucha preparación en el campo e intentando torear, aunque no ha podido ser. Espero que este año vaya a mejor.


¿Qué se siente al ver que la pandemia te ha frenado de lleno? Ya que tomaste la alternativa en 2019.

  • Sí, tomé la alternativa en 2019 y luego llegó todo esto, tenía planeado ir a Perú en 2020, tenía gente que me lo estaba moviendo allí, y bueno, en España iba a salir alguna cosa. Pero con todo esto han sido dos años nulos completamente, como parte positiva me quedo con que pude tomar la alternativa en 2019, porque sino no hubiera podido tomarla hasta este 2022 seguramente.


¿Qué significa Vitoria para ti?

  • Es la ciudad donde nací, donde vivo y donde hago prácticamente mi vida. Me da mucha tristeza la situación de Vitoria taurinamente, porque tenemos una plaza de toros que parece un pabellón ahí, y llevamos un montón de años sin toros. No están prohibidos pero prácticamente sí, siento que estamos completamente abandonados por el mundo taurino, ojalá vuelvan los toros algún día a Vitoria y yo pueda torear.





¿Cómo ves la situación actual del toreo?

  • Complicadísimo, por varios factores. Uno de ellos es el coste tan elevado de organizar cualquier festejo taurino, luego también la situación de incertidumbre en la que vivimos todavía, la reducción de festejos, el círculo tan cerrado que están ahí, y evidentemente está muy difícil incluso triunfando, de hecho hay un montón de casos de toreros extraordinarios que están triunfando y que no les está sirviendo como deberían


¿Qué piensa uno cuando ve la situación actual de la tauromaquia en Vitoria?

  • Muy triste, no se dan corridas de toros, ya llevamos varios años así. El sector antitaurino va siendo cada vez más fuerte y los taurinos menos, tampoco tenemos ningún estamento taurino que nos eche una mano… Es todo un tema político en el que se ponen muchas trabas, me da mucha pena, porque ya no es sólo Vitoria, sino que tampoco hay toros en todo Álava, porque Llodio y Amurrio también han quitado los toros, eran dos pueblos que daban novilladas. Estamos huérfanos, es muy triste y para mí también es muy complicado crear afición, porque estamos abandonados.


¿Puede ser la Copa Chenel el empujón que necesita tu carrera?

  • Por supuesto, en mi situación puede ser un empujón hasta un tentadero, todo sirve desde luego, y más algo con esa repercusión ya que se retransmite por televisión. A veces hay que estar en el momento y sitio exacto, con el toro con el que puedes expresarte y todo ese tipo de cosas, aunque a día de hoy como está el toreo es difícil que por un certamen o incluso ya cortando orejas en Madrid te den el sitio que deben. Desde luego que a mí me encantaría entrar en cualquier corrida de toros y más en un certamen de esa categoría, sería un privilegio.


¿Qué ideas tienes de cara al 2022?

  • La idea es seguir preparándome como lo hago hasta ahora, tengo mucha ilusión porque hay algunas cosas pendientes pero aquí pueden salir o no salir como siempre. También tengo intención de torear algunas corridas de toros en Perú que también se están hablando, la idea es combinar Perú y España para coger suficiente oficio para que me sirva en mi carrera y poder madurar como torero.


¿Es difícil ser torero en el País Vasco?

  • Sí, está dificilísimo, aunque en todos los sitios lo está. Pero luego hay un factor importante y es que no tenemos ningún ambiente taurino como puede haber en otras comunidades en el cual los profesionales taurinos entrenan juntos y en el día a día uno tira del carro del otro cuando hay momentos duros en la profesión de cada uno. Aquí desde luego que es muy difícil ser torero por todo, pero también el factor psicológico como en mi situación que casi siempre entreno solo, es difícil el tirar para adelante y entrenar con ilusión, más si cabe cuando no se tiene nada al frente y sin ninguna fecha exacta. Además en el País Vasco tampoco apoyan a los toreros de aquí como ocurre en otras comunidades como es lógico. En otras comunidades tiran muchas veces de toreros de la tierra como creo que tiene que ser, eso no quita para poder combinar con toreros de fuera. Pero en nuestro caso siendo tan pocos los toreros que estamos, pues la verdad es que no se nos tiene consideración, pero ni de matadores de toros ni en la carrera como novillero, es difícil porque no sentimos ese calor y ese apoyo que sí existe en otros sitios y tanta envidia nos da, es duro. Encima creas dudas, porque si no toreas en tu tierra donde vas a torear, es difícil, es la pescadilla que se muerde la cola.


¿Qué te dijo Canales Rivera en la alternativa?

  • Me deseó toda la suerte del mundo sabiendo de la carrera tan dura que había tenido hasta llegar hasta ahí y también me daba la enhorabuena por estar ahí después de toda la dureza que había pasado. Me dijo que llegar a ser matador de toros es un privilegio que tantos queremos y gracias a Dios lo hemos podido conseguir, dijo que éramos unos privilegiados.


¿Quién es El Dani?

  • El Dani es un torero romántico, muy romántico del toreo, porque sino yo creo que ya no estaría en la lucha, un apasionado y un poquito loco por este mundo tan maravilloso. Soy un torero clásico e intento expresarme de la mejor forma con el sentimiento que yo tengo, así es un poquito como soy. No soy quien para autodescribirme pero sí que puedo decirte esas cosas, soy un loco de esto y pongo siempre en mis fotos una frase “En mi hambre mando yo”.

Aitor Vian

Comentarios