Valdemorillo, las claves de la feria que abrirá nuestra temporada

 


El binomio Carlos Zúñiga y Víctor Zabala de la Serna, que semanas atrás apostase por hacerse con la Plaza de Toros de Valdemorillo bajo el nombre de "Pueblos del Toreo", ha propuesto en los carteles de la tempranera feria madrileña, un cambio radical.


Atrás quedan las oportunidades a toreros de la parte media del escalafón. Y en su detrimento, toman fuerza las "figuras" del toreo. También queda en una anécdota la inclusión de hierros menos habituales como fue el caso de Miura en 2019. Y por supuesto, cogen protagonismo esos hierros a los que ya estamos acostumbrados.



La novillada propuesta para el viernes 4 de febrero puede ser analizada por dos vías. En primer lugar, una lucha de poderes entre quienes mandan y pretenden mandar en el escalafón novilleril. Y en segundo lugar, y quizá, pero solo quizá, más cercano a la realidad, un encaje de bolillos a presión para que alguno/s no quedase/n fuera de donde no tenemos claro si debiera/n estar. Queda por tanto rematada con seis nombres, entre los que destacamos el "mano a mano" Fonseca - Burdiel y el que seguro será un acompañante de lujo como es Diosleguarde. De lo demás, donde incluimos también a los de Sánchez Arjona (procedencia J. P. Domecq), veremos que versión nos deparan.


El plato fuerte de la feria está previsto para el sábado 5 de febrero, donde una de las sensaciones ganaderas del pasado año en plazas de segunda categoría, lidiará un encierro en que tomarán protagonismo tres de los mejores toreros del momento. Así es que si se alinean el buen momento de Zacarias Moreno y las sobradas condiciones de Morante de la Puebla y Diego Urdiales (al que ya viésemos bordar el toreo con uno de Zacarias Moreno, de nombre "Finito" en Colmenar Viejo) seguro veremos una gran tarde de toros. Remata el cartel Daniel Luque, una de las sensaciones del año 2020, que pareció ir perdiendo algo de fuerza el pasado año, pero que a buen seguro no dejará escapar la oportunidad de volver a mostrar su mejor versión en un escaparate como Valdemorillo.


Para cerrar el serial, la empresa ha tomado la decisión de cerrar un cartel más del gusto del público que del aficionado. Veremos como responden a ello teniendo en cuenta tanto la pandemia como que Valdemorillo nunca ha sido un reclamo para el público. Y digo esto porque ni Montalvo (que vuelve a repetir en la localidad madrileña), que veremos que versión nos muestra, ni Ferrera, ni Perera, ni Cayetano, son muy del gusto de ese aficionado medio que desde mediados de octubre está deseoso de volver a una plaza de toros. Nada de esto quiere decir que el domingo 6 de febrero no pueda salir el toro de lio de Montalvo y allí se den las condiciones para un triunfo de cualquiera de los 3 capacitados toreros, pero si, que el reclamo previo, no sea el demandado por el aficionado.


Allí nos veremos sábado y domingo, fieles a nuestra cita, a la que tampoco faltarán los tradicionales encierros que tendrán lugar viernes, sábado y domingo a las 11:00. Sin duda, una gran noticia para el festejo popular, no solo por la vuelta a las importantes calles de Valdemorillo, sino por "sí" de las figuras a que sus toros corran el encierro.
Daniel de la Morena (Andanada del 12)



Comentarios