Mario Palacios: "El toreo es un sentimiento muy grande que hace que todo sufrimiento merezca la pena"

 


Mario Palacios es un torero cacereño con un sentido del temple muy poco valorado, y es que quizás hablemos de uno de los toreros del banquillo con más capacidades para poder dar el salto a la parte alta del escalafón. Al fin y al cabo Mario Palacios podría considerarse otro de esos toreros que es víctima de un sistema mal estructurado que no tiene a bien dar oportunidades a esos jóvenes que vienen apretando. 2020 fue duro, y aunque en 2021 pudo trenzar algún que otro paseíllo se sigue encontrando en una complicada situación a la espera de que la pandemia se aleje y las oportunidades se acerquen.


¿Cómo has llevado esta temporada?

  • La temporada del 2021 ha sido prácticamente testimonial. Solo he hecho un paseíllo en Aguascalientes (México) y en España no me he vestido de torero ni para torear un festival.


¿Es difícil mantener la afición cuando no se torea?

  • No es fácil mantener la ilusión cuando no se torea o se torea tan poco. Pero esto es una carrera de fondo. Ahí están ejemplos de toreros que han salido tras años de parón. Además a los toreros jóvenes nos ha partido por la mitad el COVID-19. Lo que me hace mantener la ilusión es el creer que tengo la moneda y sobre todo que el toreo es mi vida. Como dice José Tomás : “vivir sin torear no es vivir”. El toreo es lo que me alimenta el alma y lo que me hace entrenar todos los días y mantener esa ilusión intacta.


¿Has pensado en retirarte en algún momento?

  • Jamás he pensado en retirarme aún cuando las cosas están tan difíciles como ahora. Se de la dureza del toreo y de su ingratitud. Pero estoy acostumbrado a ello y a tener que ganarme los contratos en la plaza. Mi máxima es que cuando me llegue la oportunidad me coja preparado y no se me vaya.


¿Cómo ves la situación actual del toreo?

  • El toreo está pasando por una situación crítica. El COVID-19 lo ha puesto todo patas arriba. Pero sí que es verdad que antes de la pandemia la salud no era la mejor. Hay que reestructurar el sector y adaptar el toreo a la situación actual. Los ganaderos son los grandes perjudicados de esta situación, están pasando por un momento insostenible y muchos de ellos van a tener que desaparecer. Tenemos que unir fuerzas y mirar todos por el bien del toreo. Hay que hacer viables los festejos en plazas de tercera y cuarta categoría y sobre todo hay que potenciar las novilladas con y sin picadores. En esto creo que la Fundación ha hecho una gran labor, al igual que ha hecho una gran labor con la Copa Chenel dando oportunidad a toreros en mi situación.


¿Cómo afrontas la próxima temporada?

  • La temporada próxima la afronto con gran ilusión. A día de hoy no tengo nada. Pero este parón me ha hecho crecer como torero y como persona. Desde aquí dar las gracias a todos los ganaderos que nos han abierto las puertas de sus casas. Y sobre todo afronto la temporada con la ilusión de ver como va la evolución de la pandemia a ver si permite dar una temporada con normalidad. 


¿Esta última temporada ha sido la más dura de tu carrera?

  • Puede ser la más dura, ya que prácticamente no ha existido. Quitando el festejo de México que fue un balón de oxígeno sobre todo a nivel mental. Es muy duro el entrenar y entrenar y no vestirse de luces. Pero nadie dijo que fuera fácil. Y al final el que resiste gana. 





Para el que no te conoce ¿Cómo es el concepto del toreo de Mario Palacios?

  • Mario Palacios siempre ha sido un torero que ha buscado la pureza y la entrega. Buscando siempre torear bien y que se ha fijado siempre en los toreros clásicos. Muchas veces esa falta de técnica debido a no torear tanto la he tenido que suplir con ganas y entrega.


¿Puede que tu carrera dependa de pasar por Las Ventas?

  • Mi carrera al igual que muchos de mis compañeros depende de la plaza de Las Ventas. Porque a día de hoy es de las pocas plazas en que un triunfo te puede sacar de esta situación. Pero también me preocupa hacer un rodaje previo para llegar a Madrid lo suficientemente preparado como para poder dar un golpe sobre la mesa.


¿Merece la pena tanto sacrificio para disfrutar de un ramillete de pases?

  • Rotundamente sí. Merece la pena. Cuando uno es capaz de sentir el toreo y pegarle veinte pases a un toro como tú lo sientes no te cambias por nadie del mundo. El toreo es un sentimiento muy grande que hace que todo sufrimiento merezca la pena. Torear no tiene comparación con nada en el mundo. 


¿Quién es Mario Palacios?

  • Mario Palacios es un torero que se enamoró de esta profesión desde pequeño, que siente y vive esta profesión día a día y que ha descubierto en el toreo una vocación y un alimento para su espíritu. Ser torero es lo más bonito del mundo.


Muchas gracias por la entrevista y un saludo a todos los lectores de “El Estoconazo”.

Aitor Vian


Comentarios