José Rocamora: "esto del rejoneo más que un negocio es algo en el que estamos porque lo sentimos como una forma de vida"

 


José Rocamora es un humilde rejoneador del mediterráneo con un concepto de gran frescura, y es que este jinete trae consigo una heterogeneidad entre la espectacularidad y la doma, algo nada sencillo de juntar. Bien es cierto que hoy en día meter la cabeza es imposible, pero este rejoneador tiene claro que su momento llegará en algún momento, y es por ello que pelea para que cuando esa oportunidad llegue no se le escape. 2021 ha sido un año en el que la lacra del rejoneo ha seguido aumentando con ofertas irrisorias para los rejoneadores, pero él no ha cedido ante estas circunstancias porque lo primero es hacer las cosas de frente y por derecho, y ello le ha hecho ganarse el respeto del aficionado. Este 2022 pinta bonito y seguramente veremos a un José Rocamora en la más pura plenitud.


¿Cómo has llevado esta temporada?

  • Pues por la situación que estamos viviendo y que hemos vivido pues digamos que bastante parado, sin poder torear. Lo hemos utilizado para poner los caballos nuevos y poder estar preparados para cuando sea una temporada normal podamos torear lo que por norma general se toreaba antes de la pandemia, y así poder seguir escalando poco a poco para seguir creciendo como rejoneador y como persona.


¿Es duro el rejoneo?

  • Bueno, yo no lo llamaría duro, porque yo creo que cuando tienes la afición y vives para ello no es duro, pero sí que es muy sacrificado y necesitas de dedicarle mucho tiempo a los caballos. Después se unen dos cosas en una, la equitación para domar un caballo y torear como hoy en día se torea y el toro, saber sus terrenos… Es algo que necesita de mucha afición y mucho esfuerzo, pero para el que tiene afición y le gusta no es duro. A mí me llena, pero hay que dedicarle mucho tiempo.


¿Has pensado en retirarte en algún momento?

  • Bueno, si te dijera que no te engañaría, por supuesto que lo he pensado. Es un mundo muy costoso y muy difícil, porque se nos da muy poca cabida en las ferias donde queremos estar y donde de verdad se puede vivir del rejoneo, los puestos son muy escasos, pero yo siempre llego a la misma conclusión, necesito torear, poner mis caballos nuevos, entrenar, echar vacas e ir viendo como crecen los caballos… a fin de cuentas es una forma de vida que te llena por dentro personal y profesionalmente. Yo creo que nunca me podré retirar de torear porque es algo que es mi forma de vida, me llena, me hace sentirme realizado y lo necesito. Entonces, nunca he llegado a culminar ese pensamiento, pero es difícil por muchas causas que conlleva este mundo.


¿Cómo ves la situación actual del rejoneo?

  • La verdad es que creo que es un momento en el que hablar de la actualidad de algo, bien sea el rejoneo u otras cosas es muy difícil por la situación que estamos viviendo. Pero yo creo que en la situación del rejoneo lo que hay que hacer es seguir avivando la llama y el interés de la gente para que siga acudiendo a las plazas. Yo creo que se podría hacer mucho más de lo que hacemos para que la gente pudiera conocer el rejoneo.


¿Es rentable ser rejoneador?

  • Depende de como se mire, la rentabilidad no está solo en la plaza, luego puedes poner y vender tus caballos, pero el ser rejoneador yo te digo que en mi situación no vivo solo del rejoneo, intento que pueda paliar ese gasto que tengo con los caballos. Ahora mismo es difícil vivir del rejoneo cuando estás toreando en las plazas y número de festejos que estoy toreando yo.






¿Es difícil meter la cabeza en el rejoneo?

  • Es muy complicado, es un círculo muy cerrado en el cual hay una corrida en cada feria donde suelen ser tres rejoneadores, y entonces al estar tan cerrado es muy difícil entrar. Además ya no hay el número de corridas que habían hace diez años y eso también lo complica, entonces yo creo que esto del rejoneo más que un negocio es algo en el que estamos porque lo sentimos como una forma de vida para poder aguantar esa dificultad, esas veces que estando bien no te pongan de nuevo, no abrirte las puertas y tú poder tener una cuadra mejor… es una forma de vida pero es muy difícil.


¿Tienes cosas cerradas para 2022?

  • No, no tengo ninguna. Esperemos que este año sea mejor y que sea más rentable para el rejoneador ir a torear. Por ejemplo en mi caso el año pasado salieron cosas pero muy por debajo de lo que necesitas para poder tener tus cosas ordenadas y poder llevar a tu gente bien, porque a fin de cuentas llevas una gente que tiene que llevarse lo que se merece porque se ponen delante de un toro, trenzan los caballos, transportan los caballos… Entonces espero que todo mejore y podamos torear algo y podamos retomar nuestras ilusiones y nuestros propósitos.


¿Con qué objetivo enfocas el 2022?

  • Con que la cosa mejore, que todo el mundo vuelva a la vida normal que tenía antes de la pandemia. Ojalá podamos cumplir esos objetivos que tenemos atascados por la pandemia. Quiero seguir toreando y seguir creciendo, creo que tengo una cuadra bonita para estar en cualquier feria, que sea lo que Dios quiera.


¿Con qué sueñas por las noches?

  • Yo por las noches intento descansar jeje, suelo soñar más por el día. Entreno para tener los caballos en un punto bueno y que estén preparados para cuando lleguen las tardes y poder cumplir los sueños. Pero mis sueños son muy sencillos : torear y expresar lo que uno lleva dentro a través de mis caballos y poder sacar lo máximo de ellos pudiendo culminar esa faena que uno lleva en su cabeza y que de verdad siente, y a poder ser que sea en el mejor escenario posible para que tenga cierta repercusión.


¿Quién es José Rocamora?

  • No creo que yo sea el más indicado para describirme pero si lo tengo que hacer yo creo que me describiría como alguien que desde muy niño ha luchado por cumplir un sueño que era ser rejoneador y a base de mucho esfuerzo, sacrificio y trabajo lo ha conseguido. Ahora sigo luchando por seguir escalando y estar en esos carteles que uno quiere verse con una afición desmedida. Soy alguien para el que el rejoneo no es un trabajo, es mi pasión y la puedo realizar gracias a Dios a diario. Soy una persona más que lucha por sus sueños y por sentirse realizado en lo que hace.

Aitor Vian

Comentarios