Arte y arte

 


Quienes leen mis novelas, ya saben que siempre hay metaliteratura en ellas; me gusta hacer pequeños homenajes. Ahora propongo que hablemos de metaarte; de arte sobre arte; de pintura taurina, en concreto.

La importancia de la obra creada por José Luis Ramírez Portolés es muy reconocida. Baste decir que sus lienzos los hemos visto colgados en casas de famosos personajes; también ornando platós como, por ejemplo, el de Tendido Cero. O que están en posesión de la Casa Real.

Y es que nada mejor que la viveza cromática de sus pinceles para plasmar el toreo con su colorido. Los lienzos son capotes de paseo, aunque también trasciende de ellos el riesgo o la emoción.

Debo añadir que su autor hay sido invitado a importantes exposiciones y galerías internacionales. Viena, Mónaco, Luxemburgo, Estocolmo o Burdeos lo han apreciado; y mucho. Igual que las más importantes citas pictóricas españolas. También en Las Ventas.

Así que, como la crítica no ahorra elogios, su obra, ya muy cotizada, se revaloriza día a día.

Pero mejor será que yo calle, para que podáis contemplar una muestra de su paleta; nadie habla mejor de un cuadro que él mismo. Por ello adjunto galería para que disfrutéis de esa lidia de colores, que enciende el espíritu. También figuran algunos maestros contemplando sus obras.

Jesús Javier Corpas Mauleón










Comentarios