La decadencia de Cultoro

 


Se han sucedido ya unas cuantas temporadas desde que la critica taurina claudicase a los encantos de las nuevas figuras del torero, las presiones ganaderas o los poderes empresariales. Aquel reducto de aficionados y periodistas dispuestos a luchar a capa y espada por el toreo y su verdad perdió la batalla, izándose las banderas del nuevo periodismo taurino.


Sin lugar alguno para una reprimenda, ya sea o no merecida, lucen alabanzas a diestro y siniestro los portales taurinos por excelencia en la web en 2021 y al frente de este "neoperiodismo", encontramos a Cultoro.


Las ecuaciones parece ser claras para este medio.

A noticias más desvirtuadas y titulares más llamativos, más visitas.

A más visitas y más anuncios, mayor beneficio.


Y entre medias de todo ello, la tauromaquia continua hipotecada a un medio -uno de los principales- cuya única ocupación es buscar títulos meritorios de un clic a sus artículos. Artículos que, por otro lado, nadie es capaz de terminar dado el infinito número de anuncios que contienen.





Así es, tan triste como se lee.


Y no pretenden estas líneas incitar a los medios a declarar la guerra a toreros, ganaderos o empresarios, sino reclamar un periodismo a la altura de la tauromaquia.


Aquel que dedica su tiempo y medios a informar y enseñar al aficionado y no a lo contrario. A contar lo que sucede tal y como lo hace. Aquel que no busca visitas baratas sino lectores con el suficiente criterio como para determinar que si el nivel de la notica cae, el medio caiga. Pero eso, quizá no interese.


Por el camino echarán la culpa a lo que ellos consideran antitaurinos, harán ver que el enemigo es Prieto de la Cal, Adolfo Martín, algún torero de mitad del escalafón o una pagina como esta, mientras ante la decadencia de la tauromaquia responden con visitas, anuncios y dinero.

Daniel de la Morena (Andanada del 12)


Comentarios