Ansias de novillero

 


Un domingo en la tarde se tiro al ruedo así reza una estrofa del paso doble Novillero de Agustín Lara, y ansias de triunfo fue lo que se vivió hoy por parte de los tres aspirantes a doctorase como matadores de reses bravas en el coso de Insurgentes, con la primera de las dos novilladas programadas en la denominada reapertura 2021 de la Plaza México.

Se lidio un encierro de la legendaria ganadería guanajuatense de San diego de los Padres, la cual sustituyo la dehesa queretana de Jaral de Peñas. Encierro que decepciono a la afición pues a pesar de tener presencia los novillos, no tuvieron raza, ni bravura lo cual provocó malestar en las casi siete mil almas que ocuparon los tendidos del embudo de la colonia Noche Buena.

Abrió el festejo el hidrocálido Miguel Aguilar, quien demostró que tiene (patas para gallo), con el primero de su lote estuvo en torero, realizando una faena estructurada, ejecutando pases por ambos pitones del astado, culminado su actuación con la franela con manoletinas, matando de un estoconazo en buen sitio que le permitió cortar el primer trofeo de la tarde. Con el segundo de su lote y cuarto en orden de lidia de nombre “Chicote” realizo una faena inteligente consintiendo al morito dándole tiempo para recuperarse sin perder continuidad en sus pases con ambas manos, pues el de la dehesa de San Diego de los Padres tenía una lesión en una de sus patas. Mato de una estocada entera para obtener su segundo apéndice.

Eduardo Neyra novillero nacido en el estado de Durango, quien de la tercia era el que menos festejos ha toreado, y no por eso se quedó atrás de sus alternantes, demostrando buenas maneras con un toreo elocuente, templado que provoco asombro y reconocimiento del respetable. A sus dos enemigos trato de comprenderlos sin exasperase. Tratando de agradar al publico toreando de hinojos en el centro del redondel y no dejase ganar las palmas de los espectadores, saciando sus ansias de novillero.

Toco el turno al toricantano Alejandro Adame, hermano menor de los Matadores del mismo apellido (Joselito y Luis David), quien se saco la rifa del tigre pues le toco el lote más malo del encierro. Con su primer novillo bautizado con el nombre “Chacho”, Adame estuvo voluntarioso arrebatándole unos cuantos pases al tercero de la tarde que fueron ovacionados por el cotarro que poblaba los tendidos de la “la gran dama de insurgentes. Dejo media estocada por lo cual tuvo que utilizar el descabello para finiquitar la vida de su enemigo.

Salió de la puerta de los sustos “Chamaco” sexto y último de la tarde, burel bien presentado y más alegre que el primero de su lote al que el menor de los hermanos de la dinastía Adame, recibió con el lance fundamental del toreo la verónica que provocaron que se desgranara un estereofónico olé de las gargantas de los aficionados, que aún permanecía en las localidades numeradas de los tendidos de feudo de la calle Maximino Ávila Camacho. En el tercio de varas el sexto de la tarde recibió un gran puyazo por el de (aupa) Omar Morales que chorreo la vara con gran clase recibiendo una calurosa ovación del público. En una de las escasas tandas que pudo conseguir el menor de los Adame el morito hizo por él, provocando angustia en los tendidos pues el percance fue muy aparatoso, y se temió que el joven espada tuviera una herida de consideración, afortunadamente solo fue una golpiza que no paso a mayores.

Y con esas ansias de triunfo que prevaleció toda la tarde por parte de los tres espadas, Alejandro Adame regreso al ruedo para concluir su actuación con una tanda de muletazos que emocionaron al respetable, mato de estocada tendida y tras a la insistencia de este, el juez le otorgo la oreja con la cual dio la vuelta al ruedo adolorido y maltrecho.

Ficha:

Monumental Plaza de Toros México. Primera novillada de la reapertura 2021. siete mil asistentes en tarde fría, y con ligera lluvia en los dos últimos astados. Ganado de San Diego de los Padres, que Sustituyeron al encierro programado originalmente de Jaral de Peñas, con presencia, pero nula bravura. Pesos: 459, 468, 473, 445, 446 y 462 kilos. 

- Miguel Aguilar (azul marino y oro): Oreja con algunas protestas y oreja

- Eduardo Neyra (verde olivo): Palmas tras leve petición y oreja

- Alejandro Adame (rosa mexicano y oro): Palmas tras aviso y oreja
 
Incidencias: Sobresalió con los zarzos Juan Ramón Saldaña, que banderilleó con gran clase al tercer de la tarde Tercio de varas extraordinario puyazo de Omar Morales. Tras un error de comunicación entre el juez de plaza y el juez de callejón. Se le concedió la oreja a Alejandro Adame después que el novillo fuera arrastrado.

Texto y foto: José Ricardo Gómez Cardona

Comentarios