Triunfal cierre de temporada europea para Guillermo Hermoso de Mendoza

 


LUGAR: Plaza de toros de MEDINA DE POMAR (BURGOS).

ENTRADA: Casi lleno.

RESEÑA: Sergio Domínguez (ovación y silencio); Guillermo Hermoso de Mendoza (dos orejas y oreja).

GANADERIA: Toros de Antonio Bañuelos.

Primer toro de la Ganadería de Antonio Bañuelos, número 82, de nombre Lanera: De salida JIBARO (1 rejón de castigo); en banderillas EXTRAÑO (4 banderillas); y para el último tercio CORSARIO (cuatro cortas y un rejón de muerte).




Segundo toro de la Ganadería de Antonio Bañuelos, número 29, de nombre Graduado: De salida MARTINCHO (1 rejón de castigo); en banderillas DISPARATE (2 banderillas) e INDICO (2 banderillas); y para el último tercio ESENCIAL (dos rosas, un par a dos manos y dos rejones de muerte).






OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: ILUSION y ECUADOR.
 
COMENTARIOS. Cierre de temporada para Guillermo Hermoso de Mendoza, de la que sin duda ha sido la mejor en su incipiente carrera y todo ello a pesar de las limitaciones que la pandemia ha impuesto en cuanto al número de festejos, pero que por el contrario ha permitido al joven torero dar una dimensión de su capacidad muy por encima de los que muchos esperábamos.
 
El cierre tuvo carácter otoñal en cuanto al clima y en cuanto al entorno, precioso del norte de la provincia de Burgos y ya con el fresco metido en el cuerpo. Por primera vez Guillermo se enfrentaba a una corrida burgalesa de Antonio Bañuelos y podemos decir que los denominados "toros del frío" hicieron honor a su nombre y en general resultaron fríos de comportamiento, si bien muy nobles para el toreo a caballo.
 
El cuarto fue el mejor y Guillermo lo aprovechó en una buena faena plena de temple y torería, donde toreó de salida montando a MARTINCHO, con quien dio varias pasadas con la bandera aprovechando el buen son del toro. DISPARATE e INDICO llevaron el peso de un buen tercio de banderillas, donde la verdad del toreo a caballo y la frontalidad fueron el punto común. ESENCIAL puso la calidad en el último tercio en rosas, par a dos manos y rejón de muerte, donde Guillermo pinchó al primer intento dejando el premio en una oreja.
 
En su primero, como decimos más frío, Guillermo puso toda la carne en el asador y le arrancó las dos orejas tras pasaportarlo de un perfecto rejón de muerte. Aquí fue EXTRAÑO el que destacó en banderillas llegando a los terrenos del toro para que embistieran y obligarle a arrancar en las suertes. JIBARO dejó un rejón de castigo de buena colocación y templó con la bandera las primeras embestidas del toro.
 
Cierre triunfal con una nueva puerta grande para una temporada en la que como hemos dicho, Guillermo ha dado un paso muy importante en su proyección, convirtiéndole en la máxima atracción actual del rejoneo para la más que probable y esperada vuelta a la normalidad en la próxima temporada.
 
JESÚS JAVIER CORPAS MAULEÓN

Comentarios