La Diputación de Málaga y Lances de Futuro entregan 14.000 € a las Hermanitas de los Pobres y a la Fundación El Pimpi

 


El presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Francisco Salado, y el director gerente de la empresa Lances de Futuro, José María Garzón, han hecho entrega este mediodía de 14.000 euros a la Congregación de las Hermanitas de los Pobres y a la Fundación El Pimpi, fruto de las corridas de toros benéficas celebradas en agosto en La Malagueta.


La entrega se ha efectuado en las sedes de las dos instituciones y han asistido el diputado de Cultura y Asuntos Taurinos, Víctor González, y el patrocinador principal de los festejos, Federico Beltrán, propietario de la empresa Famadesa, así como los representantes de las dos asociaciones benéficas.


El primer acto ha tenido lugar en el Asilo de las Hermanitas de los Pobres, cuya madre superiora, María Dolores Pérez, ha recibido un talón por importe de 7.000 euros, en presencia de hermanas de la comunidad, usuarios de la residencia y del benefactor Juan Manuel del Pozo, aficionado a los toros y colaborador de las Hermanitas de los Pobres en asuntos taurinos.


Este asilo que acoge a 80 personas y cuyo donativo servirá para continuar desarrollando su labor social.


Posteriormente, en el restaurante El Pimpi, el presidente de la Fundación, Luis Merino Bayona, ha recibido otro talón por un importe de 7.000 euros. Ha agradecido tanto a la Diputación como a Lances de Futuro el gesto solidario que ha tenido la mini feria taurina con las dos instituciones benéficas.


Francisco Salado ha mostrado su doble satisfacción por haber podido ofrecer toros a los aficionados malagueños y contribuir con lo recaudado a sufragar parte de los proyectos benéficos que tienen en marcha la Congregación Hermanitas de los Pobres y la Fundación El Pimpi, que han sido especialmente activas durante la pandemia.


Por su parte, Víctor González ha agradecido al empresario de Lances de Futuro su apuesta por Málaga y su valentía en organizar dos grandes corridas de toros y una novillada con picadores en circunstancias adversas originadas por las restricciones del aforo a causa del COVID-19.


José María Garzón, por último, ha expresado su gratitud por la excelente acogida que ha encontrado en Málaga por parte de la afición, de la Diputación y de las dos entidades benéficas. “Ha sido un placer trabajar aquí, en una plaza de primera categoría y en una feria con este carácter benéfico, demostrando una vez más la solidaridad de la gente del toro”, ha comentado.


Los tres festejos de agosto


El viernes 20 de agosto se celebró la Corrida Picassiana, con Morante de la Puebla, Juan Ortega y Pablo Aguado en el cartel. Se lidiaron cuatro toros de Juan Pedro Domecq y dos de Parladé. Se puso el cartel del ‘No hay billetes’ al cubrirse el 50% del aforo permitido.


El sábado 21 de agosto se volvió a llenar La Malagueta para ver a los diestros Antonio Ferrera, Salvador Vega y Roca Rey, con toros de la ganadería de Daniel Ruiz.


Y el ciclo se cerró el domingo  22 de agosto con una novillada con picadores con sabor malagueño. Se lidiaron cinco reses de Manuel Blázquez, que pastan en Antequera, y un novillo de Guadaira. Torearon los malagueños Antonio Santana Claros, Curro Márquez, José Antonio LavadoJuan Carlos BenítezPablo Páez y Álvaro Passalacqua. La Malagueta casi se llenó para este festejo.

Comentarios