Dos orejas para una excelente faena de Urdiales y una para Manzanares en la penúltima de feria

 


Urdiales hizo la que hasta ahora es su mejor faena en Sevilla y desorejó al cuarto de la tarde

La feria siguió sumando éxitos en la tarde de hoy. Al logrado por Morante de la Puebla ayer se unió hoy el de Diego Urdiales, que cortó dos orejas después de firmar su mejor faena hasta ahora en Sevilla, una obra llena de naturalidad y empaque que deleitó a la afición de esta tierra. Manzanares también triunfó en el primero de su lote, y fue una pena que no pudiera sumar otro triunfo en el quinto. Ángel Jiménez, que sustituía a Pablo Aguado, lo puso todo de su parte y dejó muestras de su buen toreo, pero sin poder redondear por tener un lote a menos.


FICHA:

Se lidiaron toros de Domingo Hernández -el segundo de Garcigrande-, destacaron segundo, tercero y cuarto.

Diego Urdiales, ovación y dos orejas.
Jose M. Manzanares, oreja y ovación tras aviso.
Ángel Jiménez, ovación y ovación.

Casi lleno. 

En cuadrillas se desmonteraron José Chacón y Mambrú. El banderillero Juan Antonio Tirado se despidió de la profesión, cortándole la coleta Diego Urdiales al final de la corrida.

COMENTARIO:

El primero de la tarde fue protestado de salida por su escasa movilidad y por frenarse en el capote. En el primer puyazo despertó, empujando con fuerza hasta derribar. Lo mismo ocurrió en el segundo y en el tercer puyazo, creando una situación comprometida para el picador. Brindó Diego Urdiales a su banderillero Juan Carlos Tirado, que se retiraba hoy, y se dobló con el toro para poderle. Embistió el de Domingo Hernández a media altura en la primera serie y Diego insistió por ese pitón hasta lograr algún muletazo estimable. Tuvo la molestia del viento, pero decidió atacar y logró la serie más ligada a la que siguió otra de mérito. En los remates el toro le veía y tenía que rectificar la posición. Lo intentó también con la zurda pero el toro tuvo complicación por ahí y desistió. Mató de estocada contraria. Pitos para el toro. Ovación para Urdiales.

Urdiales dio buenos lances al cuarto, abrochando con preciosa media. Brindó la faena al público y comenzó con muletazos por alto que ligó a otros en redondo, intentando atemperar las embestidas del toro. Poco a poco lo fue consiguiendo. En la primera serie hubo compostura y sabor, rematando con buen pase de pecho. El toro fue a más en la segunda, en la que toreó con naturalidad, rematando con buen cambio de mano. Cambió a la zurda y puso empaque en los naturales. Sonó el pasodoble y siguió por ese lado una serie más antes de volver a la derecha para dar un redondo enorme y apurar al toro por ese lado con compás y prestancia. Creó ambiente de triunfo grande y epilogó esta buena faena con naturales de frente que fueron la guinda del suculento pastel. Se entregó en el volapié y amarró el triunfo de dos orejas, su máximo logro en esta plaza hasta el momento.

Manzanares dio un par de lances buenos por el izquierdo en el recibo de capa a su primer toro. Chocolate dosificó el castigo en varas al de Garcigrande. Ángel Jiménez entró en quite y dejó una buena tarjeta de presentación con tres verónicas y media que levantaron una fuerte ovación en el público. Manzanares brindó y comenzó con muletazos por alto, un buen cambio de mano y un largo pase de pecho. La primera serie con la derecha fue limpia y templada. La segunda se produjo en dos tiempos y en ella destacó un pase de pecho enroscándose al toro. Al natural también dejó un par de muletazos buenos pero volvió a la derecha y se sintió más seguro, rematando una faena de triunfo que culminó de estocada recibiendo. Oreja para el alicantino.

El segundo del lote de Manzanares salió corretón y huidizo y él salió a su encuentro y supo recogerlo en el capote. Después de los dos puyazos, el toro acusó mansedumbre y creó desconcierto en banderillas. Brilló con los palos Mambrú y Manzanares se mostró mandón desde la primera serie. Ligó a base de dejar la muleta en la cara por el lado derecho y en el primer intento de toreo al natural fue desarmado. A partir de ahí el toro rehusó la pelea y dejó a Manzanares sin posibilidad de aumentar su triunfo. El toro se puso complicado para entrarle a matar por buscar el amparo de las tablas y el torero pinchó dos veces antes de dejar media estocada. Necesitó descabellar. Ovación.

Ángel Jiménez, sustituto de Pablo Aguado en el día de hoy, dio buenos lances de recibo al tercero, sobresaliendo los del lado izquierdo. También se lució en un galleo por chicuelinas para llevar al toro al segundo puyazo. José Chacón puso dos grandes pares de banderillas y saludó montera en mano. Ángel Jiménez brindó a sus compañeros de cartel y protagonizó un vibrante comienzo de faena con doblones. El de Domingo Hernández comenzó embistiendo bien y Jiménez le dio dos series ligadas con la derecha que crearon ambiente. Por el lado izquierdo la faena bajó de intensidad y volvió a la mano diestra, pero ya el toro empezó a no emplearse y por esta razón la faena se vino a menos. Mató de pinchazo y estocada.

El sexto salió frenado y Ángel Jimenez no pudo torearlo con el capote. El toro manseó en el segundo puyazo y también en banderillas, muy abanto todo el tiempo. En el inicio de faena dio un susto importante a Jiménez, que lo intentó con convicción a pesar de la embestida descompuesta y con peligro del toro. Hizo un esfuerzo el joven torero de Écija, que no volvió la cara y mató bien. Fue ovacionado.

Comentarios