Pedro Cabrero: "hoy en día un cantante dice que es antitaurino y no pasa nada porque es la moda"

 


Pedro Cabrero es un humilde matador de toros abulense con la ilusión de un becerrista que acaba de debutar, y es que este torero no pierde la ilusión. Se mantiene al margen, paciente y deseoso de que le llegue esa ansiada oportunidad con la que poder rebelarse ante el toreo y justificar el por qué no se ha retirado cuando peor lo ha estado pasando. 2020 fue duro, pero 2021 lo está siendo levemente menos para él, pues si las oportunidades ya eran escasas antes de la pandemia, ahora son menos aún.


¿Cómo estás llevando la temporada?

  • Bueno, pues la verdad que cuando empezó la temporada y vi la indecisión de muchos pueblos de dar o no dar festejos decidí no hacer campaña. No tenía intención de torear, aunque sigo entrenando. Este año fui de sobresaliente a Cedillo del Condado por un compromiso personal, pero no tenía la intención de torear porque las esperanzas eran pocas.


¿Has pensado en retirarte en algún momento?

  • Sí, yo creo que cuando pasa el tiempo y ves que te quedas parado sin ver que el futuro es halagüeño te lo piensas, aunque creo que nos pasa a todos. Pero bueno a día de hoy no he llegado a hacer a esos pensamientos que de vez en cuando se le pasan a uno por la cabeza. 


¿Qué recibes más del toreo, alegrías o sinsabores? ¿Y de qué tipo?

  • De todo un poco. Alegrías cuando consigues cuajar un toro, novillo o vaca, te sientes muy feliz la verdad. En cuanto a sinsabores hay muchos, los típicos que te dicen que vas a torear en algún pueblo y no te ponen. Pero bueno, con pegar una buena tanda a una becerra te olvidas de todos esos sinsabores.


¿Es frustrante no torear?

  • Bueno, uno tiene que partir del lugar que uno ocupa. Más frustrante es ver cómo te tratan a nivel personal y profesional muchas veces que no torear. Porque muchas veces la gente se olvida de que juegan con ilusiones y con sueños de las personas.


¿Cuesta entrenar sin fechas en el calendario?

  • No, a mí no me cuesta entrenar, porque es un hábito que he adquirido y me sirve para mantenerme en forma. Es más aunque no vaya a torear me ayuda para relajarme y evadirme de los problemas personales que pueda tener.





¿Qué significa Ávila para ti?

  • Es un poco una relación que no termina de arrancar. Ávila es la ciudad que me ha visto crecer tanto en lo personal como en lo profesional. Pero en cuanto a la plaza sólo he podido torear una vez de novillero con picadores en la que corté una oreja y di una vuelta al ruedo hace unos cuantos años y no he vuelto a torear en ella, no sé yo creo que siendo el único matador de toros local en activo… Es muy complicado ser torero en Ávila, pero claro yo hablo de mi situación, muchas veces no sabes si es mejor mejor no tener amigos alcaldes ni concejales que tenerlos, porque cuanto más cerca estás de ellos parece que te ponen más trabas. Y luego hay sitios en los que parece que tienes que ser triunfador de San Isidro para matar un festival, pero yo tengo las esperanzas de poder volver a torear en Ávila. Ha sido una relación de amor-odio, pero espero poder torear y en los pueblos de la provincia.


¿Qué crees que tiene que cambiar para que la tauromaquia llegue a los más jóvenes?

  • Enseñarles,  inculcarles una cultura taurina y mostrarles lo que la tauromaquia aporta tanto a la sociedad como a la ecología. Pero claro tenemos una corriente contraria, hoy en día un cantante dice que es antitaurino y no pasa nada porque es la moda, es la moda también porque diciendo que es antitaurino se le da más repercusión en las redes. Pero necesitamos ese gancho de los más jóvenes, y por supuesto claro que hay que fomentar los festejos sin picadores y las clases prácticas para que esos chicos se vean reflejados en esos novilleros. Y luego ya por otro lado reducir el precio de las entradas para esos jóvenes y no les cueste un riñón entrar a los toros.


¿Es el torero el héroe del siglo XXI?

  • Yo creo que no, con lo que hemos estado pasando últimamente y demás… De todos modos creo que la palabra héroe no dignifica a un torero ni a nadie, no hay héroes, porque al fin y al cabo no se le puede llamar héroe a alguien que desempeñe de forma voluntaria su trabajo. Quizá héroes seamos todos los que hemos afrontado esta pandemia.


¿Cómo te ves de aquí a 5 años?

  • Pfff, pues espero no verme muy desmejorado físicamente jeje. Pero me gustaría seguir vinculado al mundo del toro y con un traje de luces puesto. Eso significaría que el toreo sigue sobreviviendo, que hay interés social en ello y que yo físicamente me encuentro bien.


¿Quién es Pedro Cabrero?

  • Bueno, es una persona que yo creo que no es muy fácil de llevar pero tampoco es difícil de entenderse con él. Una persona abierta y sobre todo en estos últimos años muy selectivo en la gente que me rodeo, para mí la palabra amigo es muy importante y el que sea amigo mío sabe que tiene un amigo para toda la vida. Y en el toreo soy matador de toros y no sé hasta donde podré ascender, o si mi lugar no va a ir a nada a corto y largo plazo. Pero lo que sí que puedo decir es que siempre se ha dejado guiar por los sentimientos, por su forma de percibir la tauromaquia y el toreo, a pesar de que muchas veces no haya conseguido interpretar lo percibido. Pero siempre he sido yo mismo aún a sabiendas de que no pueda gustar. Sinceramente creo que soy una persona sincera y divertida.

Aitor Vian

Comentarios