Los tres rejoneadores salieron a hombros en la matinal de Ronda

 


Buena mañana de rejones en la que Leonardo Hernández, Andrés Romero y Lea Vicens cortaron siete orejas

Buen comienzo para el día grande de Ronda. La Corrida Rondeña de Rejones fue un gran prólogo para la tradicional Goyesca que se celebra esta tarde. Los tres rejoneadores salieron a hombros tras cortar un total de siete orejas. Andrés Romero fue el triunfador numérico al cortar tres, mientras que Leonardo Hernández y Lea Vicens consiguieron dos en una notable corrida de Fermín Bohórquez, que fue invitado por Andrés Romero a dar la vuelta al ruedo en el quinto.

Ficha:

39 Corrida Rondeña de Rejones. Plaza de Toros de Ronda.

Se lidiaron toros de Fermín Bohórquez, bien presentados y de buen juego.

Leonardo Hernández, ovación y dos orejas.

Andrés Romero, oreja y dos orejas.

Lea Vicens, ovación y dos orejas.

Menos de media plaza del aforo permitido.

Comentario:

Leonardo Hernández templó de salida al primero de la tarde montando a Giraldillo, al que puso un solo rejón de castigo. En banderillas se lució con Calimocho en dos banderillas yendo de frente y adornándose con galopadas de costado. Con el toro más parado, sacó a Sol, con el que pisó un terreno de cercanía, clavando dos banderillas y un buen par a dos manos. Cerró la faena con espectaculares cortas al violín con Xarope. Pinchó y perdió el triunfo.

Buen son de salida tuvo el cuarto, al que Leonardo templó bien con Elmo, clavando un rejón de castigo. El toro mantuvo su buena condición en banderillas y Leonardo cuajó un buen tercio con Enamorado, con galopadas de costado y clavando de frente. Lo mismo hizo con Eco, con el que se adornó con piruetas, y con Enamorado, con el que puso cortas al violín. Esta vez sí acertó con el rejón de muerte y cortó dos orejas.

Andrés Romero esperó a su primero a portagayola con Máximo y puso dos rejones de castigo. En banderillas conectó rápido con el público minando a Kabul, con el que hizo la suerte con mucha verdad en las cuatro banderillas que clavó. Siguió subiendo de tono con Guajiro, adornándose con espectaculares levadas andando. Puso cortas con Chamán, mató de rejón sin puntilla y cortó la primera oreja de la tarde.

En el segundo de su lote, Andrés Romero se adornó con el marsellés en el recibo y después brilló en banderillas con Caimán, con el que puso dos palos. Subió el tono con Guajiro por el ajuste en las batidas y la espectacularidad en las piruetas de adorno. Concluyó con cortas sobre Chamán y mató de rejonazo, asegurándose las dos orejas. En la vuelta al ruedo invitó al ganadero Fermín Bohórquez por el buen juego de este toro y la corrida en general.

Lea Vicens recibió al tercero con Bach dejando un solo rejón de castigo y el cuerpo de la faena lo construyó con Bético, con el que puso tres banderillas. Sorprendió con un espectacular quiebro sobre Diamante y remató su labor con rosas montando a Deseado, ya con el toro más aquerenciando en tablas. Dejó un pinchazo hondo y tuvo que descabellar, lo que la apartó del premio.

Lea cerró plaza con una faena muy seria en la que brilló especialmente montando a Diluvio, un caballo negro con gran expresividad y temple. Volvió a sacar a Bético en este toro para subir el tono con la calidad de este animal y mató con Espontáneo al primer intento. El toro tardó en caer, pero esto no impidió que Lea se sumara al triunfo cortando dos orejas.














Comentarios