Colmenar Viejo, domingo 29 - "La casta de Cortés, un nuevo De Pablo y la valía de Espada"

 


La previa

Para el segundo día de feria en Colmenar Viejo la empresa liderada por Carlos Zúñiga ha preparado una tarde de oportunidades. Tres toreros de la tierra y una corrida "de garantías" para disfrutar de aquello a que no acostumbran toreros de corta temporada. Confirmada la presencia de Javier Cortés tras su percance en linares con la de Ana Romero, veremos la dimensión que muestra Francisco José Espada a quienes muchos de los aficionados no han terminado de situar en este cartel. Quien una vez vuelve a gozar de oportunidades es Miguel de Pablo que a base de constancia y trabajo volverá a buscar un nuevo triunfo que siga haciéndole soñar con que algún día el mundo del toro sea justo con el.


Corrida bonita y cómoda, de las que de verdad brindan oportunidades a toreros que, por mucho que haya perdido el aficionado sin la tarde torista, también merecen este tipo de toro para expresarse. Mi


Así fue la tarde

"La casta de Cortés, un nuevo De Pablo y la valía de Espada"


¡Que grata sorpresa!


Quizá fuese este el cartel que menos expectación había creado entre los colmenareños y que buena tarde de toros nos brindaron toros y toreros. Una corrida acorde a lo que exige Colmenar presentaron Circuitos Tauinos y Garcigrande. En general acusaron falta de fondo, pero la casta que desarrolla esta ganadería terminó por hacer embestir a gran parte de los toros. Destacaron tercero (premiado con la vuelta al ruedo) y sexto.


Javier Cortés hacía el paseíllo con la cornada que le había propinado el de Ana Romero en Linares dos días atrás, todavía haciéndose notar, como es lógico, y Colmenar lo sacó a saludar al finalizar el paseíllo. A pesar de ello, demostró que no había ido allí a verlas venir y se estiró a la verónica desde el primer momento a pesar de los numerosos toques al capote que sufrió. Una lidia sin nada a destacar y un toro de mejor condición pero menos recorrido por el izquierdo no fueron suficiente para cosechar triunfo alguno con este primero. Anduvo correcto pero sin conectar con el tendido y una media, un pinchazo y una entera escuchó la ovación del respetable. Con su segundo, al que se le dio una lidia mediocre, anduvo aseado desde el comienzo pero a mitad de faena le propinó una fuerte voltereta y la historia cambió. Cortés volvió a vestirse ese arrojo y oro que acostumbra y se estiró al natural para que la faena cogiese fondo. Raza, entrega y dos orejas para abrir la puerta grande de La Corredera.


Miguel de Pablo, que volvía a casa, cuajó de una forma sorprendente a su primero con el capote. Gusto, despaciosidad y buen hacer a la verónica que demostraron que la madurez de este torero sigue cogiendo forma a pesar de las escasas oportunidades que se le brindan. Ya en la muleta y tras brindar a Cortés, Miguel se vio las caras frente a un inválido. Faena de mucho cuidado y media altura para, de un bajonazo, pasaportar al toro y cortarle una oreja. Con su segundo, al que la cuadrilla hizo las cosas de forma desastrosa, no consiguió llegar al tendido el colmenareño. Disposición sin fondo ante un toro que pedía entrega a cambio de poco. De una tarsera lo pasaportó y escuchó la ovación de su plaza.


Con F.J. Espada vais a permitidme que no me estire. Prometo que no es necesario. Como dije al comienzo, este joven vale. Y sí, esta claro que cuando dos de Garcigrande-Domingo Hernández embisten, es difícil "no valer", pero no es menos complicado estar a la altura de un toro de vuelta al ruedo (a pesar de que fuese algo justa). De principio a fin tuvo a la plaza de su lado, toda la tarde, a pesar de que con el primero le fue complicado ligar el cuarto muletazo. Fue un gran toro pero su condición no aceptaba tandas largas. Tres con la mano derecha, y una de categoría al natural. Descabelló a la segunda tras una media y esperó al sexto. Otra oreja le cortó al sexto, un toro de condición pero menos enclasado que el tercero con el que volvió a demostrar su valía a pesar de no llegar tanto al tendido. Oreja, puerta grande y buenas sensaciones para seguir pidiendo sitio. Enhorabuena.


P.D. No se entienda esta como una faena rotunda, ni a este como un torero que asiente catedra, sino entiéndase la gran sorpresa y el buen sabor de boca que nos llevamos los asistentes.
Daniel de la Morena (Andanada del 12)


Comentarios