Manuel Perera se proclama triunfador del I Certamen Villa de Blanca

 


El novillero Manuel Perera se ha proclamado esta tarde triunfador del I Certamen Villa de Blanca

El extremeño protagonizó una completa e importante actuación, cortando las dos orejas al primero de su lote y cuajando una buena faena al cuarto que quedó sin premio por el acero.


Ficha:

Se lidiaron cuatro novillos de Pincha, bien presentados y de buen juego. Destacaron segundo, premiado con la vuelta al ruedo, tercero y cuarto.


José Mª Trigueros, vuelta tras petición en ambos.

Manuel Perera, dos orejas y silencio tras aviso.


La plaza registró un tercio del aforo permitido.

Saludaron en banderillas Juan José Rueda ‘El Ruso’ y Manuel Jesús Morales.

Jurado: Óscar Victorio Puche, presidente de la Asociación Taurina ‘Peña Manolete’; José Antonio Cano, Presidente Del Círculo Taurino De Blanca; Vicente Candel Cano, concejal de festejos del Ayuntamiento de Blanca; y Fidel Molina, aficionado local.

Comentario:

José María Trigueros abrió la tarde apostando fuerte. Se fue a portagayola y dio además un farol de rodillas, mostrándose bullidor con el capote. El novillo recibió un solo puyazo y embistió con importancia a la muleta del murciano, que dejó buenos momentos sobre todo por el lado derecho, por donde se sintió más seguro. Terminó con manoletinas y desplante, pero pinchó dos veces antes de dejar una estocada. Hubo petición de oreja que el presidente no concedió. Vuelta al ruedo.

Trigueros recibió al tercero con una larga cambiada y lances de tanteo. Brindó a Juan José Padilla y se encontró ante el novillo de más calidad de la tarde. El de Pincha fue mejor por el lado izquierdo, por donde el murciano se confió más y logró los mejores momentos de su labor. La faena no acabó de tomar vuelo y pinchó. Dio la vuelta al ruedo.

Manuel Perera recibió al segundo a la verónica, primero con las dos rodillas en tierra y después ya de pie, pero con gran firmeza y disposición. Hizo un quite por gaoneras de gran quietud y se dobló con poder en el inicio de faena. Desde el primer momento sometió a su enemigo y ligó bien con la derecha. También al natural pudo a un novillo con mucha transmisión y exigencia. Pero fue por el lado derecho por donde llegaron los momentos de mayor importancia de una labor de peso. Terminó con serio arrimón en el que fue cogido, afortunadamente sin consecuencias. Mató al segundo intento y cortó las dos orejas. El novillo, número 60, de nombre ‘Rascatripa’ fue premiado con la vuelta al ruedo.

En el cuarto, Perera no pudo lucirse con el capote, pero en la muleta encontró la colaboración de otro buen novillo de Pincha y lo aprovechó haciendo un toreo de mano baja, con profundidad y ligazón por el lado derecho. Al natural se superó, logrando dos series de muletazos de gran aplomo. El novillo acabó rajado pero Perera lo aprovechó hasta el final. Pinchó en dos ocasiones y esto le impidió aumentar su triunfo.

Comentarios