Gran tarde de toros en Tarazona, con la terna y el mayoral a hombros

 


Gran tarde de toros la vivida hoy en Tarazona de la Mancha (Albacete), donde salieron a hombros Finito de Cordoba, El Fandi y Sergio Serrano, además del mayoral de Castillejo de Huebra, y en la que se cortaron seis orejas y un rabo.

Ficha:

Se lidiaron toros de Castillejo de Huebra, de buen juego. El sexto premiado con la vuelta al ruedo. 

Finito de Cordoba, silencio y dos orejas.

El Fandi, dos orejas y ovación.

Sergio Serrano, oreja con petición de la segunda y dos orejas y rabo.

Media entrada del aforo permitido.

Comentario:

Finito de Córdoba mostró buen nivel con el toro que abrió la tarde en Tarazona, al que sacó partido con superioridad pero luego pinchó con la espada, perdiendo opción de triunfo. Silencio.

En el cuarto se superó. Fue otro toro con clase y Finito estuvo muy bien al natural,con mucha torería y temple, logrando muletazos muy largos y templados. Buena disposición y buena faena del maestro de Córdoba, que mató de estocada y cortó dos orejas.

El segundo de la tarde fue un buen toro, con mucha fijeza y la fuerza justa, pero que no paró de embestir. El Fandi estuvo muy bien desde el principio, cuajando un gran tercio de banderillas, obligándole el público a poner un cuarto par. Con la muleta lo cuajó muy bien sobre todo por el pitón izquierdo. Lo
mató de casi entera y le cortó las dos orejas.

El Fandi no tuvo opciones en el quinto, un toro reservón que parecía tener algún problema en la vista. El torero lo intentó todo pero no pudo ser. Falló con los aceros y fue ovacionado.

Sergio Serrano aprovechó muy bien al tercero, un toro noble y colaborador. Logró los mejores momentos con la mano izquierda, dando naturales hondos y largos. Mató de estocada entera y cortó oreja con petición de la segunda.

En el sexto Sergio Serrano salió a por todas. Se fue a portagayola e hizo un quite por lopecinas que puso al público de pie. La faena la comenzó de rodillas y el albaceteño cuajó a otro gran toro de Castillejo para el que incluso se pidió el indulto. Mató de gran estocada y fue premiado con las dos orejas y el rabo, mientras que al toro se le dio la vuelta al ruedo.

Comentarios