Tres hierros, tres encastes y dos novilleros a por el triunfo

 


triunfadores de un Circuito que ha resultado emocionante, por todo lo vivido en la arena, y muy competido, por el altísimo nivel demostrado por todos los participantes. Sin embargo, para darle un punto mayor de interés a esta gran final, el otro protagonista, el "toro", en este caso los novillos, también tendrán mucho qué decir, pues se lidiarán tres hierros emblemáticos del campo bravo andaluz, tres encastes diferentes que exigirán al máximo a los dos novilleros que se disputan el trofeo andaluz.

Tres divisas, todas gaditanas, que a lo largo de sus muchas décadas de trayectoria han tenido como denominador común la bravura. Así se lo marcó y esa meta consiguió Álvaro Domecq y Díez , el “ Señor de Torrestrella ”, cuando nada más alborear los años cincuenta del pasado siglo formó la ganadería que hizo convertirse en uno de los criadores más importantes de la historia. Y lo hizo con una alquimia mágica, donde con una base de sangre Núñez en la que sería fundamental la aparición del semental “ Lancero ”, y aportaciones puntuales de otras vacadas familiares fue capaz de crear una ganadería con personalidad propia. Incluso en los pelos, porque precisamente ese “ Lancero-123”Fue quien trajo a“ Los Alburejos ”la característica capa burraca que distingue a esta divisa, lo mismo que el semental“ Barbarrosa-274 ”, de Carlos Núñez , y comprado por D. Álvaro a primeros de los años setenta fue el que llevó a los pelos ensabanados a Torrestrella . Hoy ya no está El Señor de Torrestrella , ni la ganadería pasta en “ Los Alburejos ”, pero su nombre sigue siendo referencia para todo aquel que ame al toro bravo.

Para Luis Domecq, representante de esta emblemática camada, los novillos que viajan para Atarfe “están muy en 'torrestrella'. Creo que es una novillada bonita, hay que tener en cuenta que para toreros en formación y que no se trata de figuras del toreo, por eso, para mi gusto, la veo un poco fuerte, pero es lo que quiere y ha comprado la empresa . No son muy aparatosos de cara, por eso los dejamos para novillos, pero son preciosos y están dentro del tipo de la casa, aunque, lo importante es lo que llevan dentro. Esta es una ganadería muy brava y hay que hacer las cosas muy bien para que los novillos no aprendan y ojalá que salgan con el sello de Torrestrella ”.

Comentarios