El torero Jiménez Fortes recibe el alta tras su cirugía en el Hospital Fraternidad-Muprespa Habana

 


La temporada taurina se ha truncado para el matador de toros Saúl Jiménez Fortes, que fue operado este lunes en el Hospital Fratenidad-Muprespa Habana para reconstruir su rodilla izquierda tras la lesión que sufrió el pasado día 26 de junio en la madrileña plaza de Las Ventas cuando lidiaba el primer toro de la tarde. 

“Me encuentro bien, la intervención fue muy favorable. La primera noche con bastante dolor, como es normal, pero contento de empezar el camino hacia la recuperación”, ha declarado el diestro desde su habitación en el centro hospitalario. El traumatólogo Vicente Díez, Jefe de Unidad de Miembro Inferior del hospital, fue el responsable de la cirugía, que ha sido satisfactoria. “Tenía rotura de ligamento cruzado. En la primera resonancia solo se veía afectado uno, pero luego en la intervención vieron que el menisco externo también estaba afectado”, ha explicado el matador. 

Ahora Jiménez Fortes se enfrenta a un período de reposo de entre tres y cuatro meses, al que seguirá el comienzo del trabajo con fisioterapeutas y rehabilitadores, de cara a terminar el año en plena forma y afrontar en una forma física óptima la próxima temporada, tras la abrupta interrupción de la actual. 

“Estaba siendo un buen año, tuve tres corridas en México, mi presentación allí, y en la primera corrida en España, en Las Ventas, tuve el percance. Una tarde que ya quedó muy condicionada por la lesión porque fue al principio del primer toro. Estoy orgulloso de haber sacado la tarde adelante, pero con pena porque tenía una docena de contratos firmados para esta temporada, que espero, se retomen el año que viene” aseguró el diestro. 

El matador malagueño, que tomó la alternativa hace una década, tuvo palabras de elogio y agradecimiento a los profesionales que le han atendido en el Hospital Fraternidad-Muprespa Habana. “Ya conocía el centro por percances en Las Ventas en el pasado. Estoy muy contento con la atención recibida, con el compromiso de los profesionales con el paciente, son muy cariñosos y muy eficaces a la hora de hacer todo tipo de pruebas. El trato siempre ha sido muy favorable y doy las gracias en especial al doctor Díez, a todo el equipo que me ha atendido y a los que me verán ahora, fisioterapeutas y rehabilitadores porque me consta su profesionalidad”. 


Comentarios