De toreros a apoderados, el otro mano a mano de la Final de Atarfe

 


El próximo domingo en la Final del Circuito de Novilladas de Andalucía en Atarfe se vivirá un auténtico duelo de titanes entre Jorge Martínez y Manuel Perera. Detrás de ellos hay dos hombres, dos maestros, dos toreros que guían su aprendizaje en estos comienzos como novilleros. Detrás de tablas se vivirá otro duelo entre Ruiz Manuel y Juan José Padilla, apoderados de los dos finalistas del Circuito.

Ruiz Manuel: “Jorge tiene eso que está por encima de lo común”

Cada ciudad, cada afición tiene su torero y si nombras a Ruiz Manuel toda buena afición lo reconoce como el torero de Almería. Director artístico de la Escuela Taurina de la ciudad vio desde que entró Jorge Martínez por la Escuela algo en él. Desde hace apenas un par de semanas es, además de su maestro, su apoderado y tiene seguro que Jorge será el ganador de la Final: “Le vi algo desde el principio. Llegó a la Escuela Taurina con 16 años pero había toreado apenas tres o cuatro festejos menores. Venía muy verde pero venía con sus cualidades innatas, que se han ido moldeando y trabajando con la técnica que debe adquirir un torero. Por encima de todo está ese algo que debe de tener un artista y esa ambición que tiene que tener un torero. Si juntas esas dos cosas en unas buenas hechuras y un buen aprendizaje se convierte en un proyecto de torero tan importante como es Jorge “.

Nota entre los profesionales del sector y entre los aficionados el runrún que ha ido cogiendo Jorge Martínez desde que comenzó el Circuito: “Es el resultado de mucho esfuerzo, el primero el de él y mucho sacrificio que aflora ahora. Ahora mismo Jorge tiene eso que sabe ver la afición, que está por encima de lo común y que ojalá continúe así. Acabamos de empezar y hay que ir con pies de plomo pero es verdad que la afición se ha ilusionado con muy pocas novilladas porque le ha visto algo, tiene cualidades”.

Le preguntamos sobre el volver a ilusionarse desde otro punto de vista: “Lo único que podemos hacer es no llevarnos lo que hemos adquirido, al contrario. Estoy muy ilusionado con Jorge, cuesta volver a encontrar esa ilusión tras colgar el traje de luces pero tengo la ilusión a flor de piel porque es una satisfacción verlo como está ahora mismo”.

Juan José Padilla: “Manuel tiene metido en la cabeza ser figura del toreo”

Todos conocen la personalidad y entrega de Juan José Padilla. Lo lleva demostrando desde su inicio hace más de dos décadas como matador de toros y ahora siendo la mano derecha de Manuel Perera. El destino les unió tras el grave accidente de coche que sufrió Manuel Perera en 2019 y ahí fue el primer contacto. A partir de entonces el destino les unió y su apoyo mutuo se ha ratificado en estos últimos meses, sobre todo tras la gravísima cogida que sufrió Manuel Perera en Vistalegre en mayo. Se tienen mutuamente verdadera admiración y agradecimiento.

Le preguntamos sobre el esfuerzo que hizo Manuel para llegar al Circuito en esa primera cita suya en Cazorla: “Gracias a Dios, ha puesto una gran voluntad y entrega total después de su gravísimo percance en Vistalegre para estar en el Circuito porque reconoce la importancia que supone para él. Nos ha sorprendido a todos que después de ese percance gravísimo en Vistalegre vuelva a la cara del novillo y no se acuerde de nada”.

Manuel Perera tiene una forma de ser distinta en el ruedo y en la plaza y es como si se transformara al vestirse de luces, su traje de superhéroe: “Es un chaval muy tímido con la mente puesta en el toro y su verdad está ahí. El chaval se repone siempre ante todo porque tiene una personalidad tremenda. Pisa ciertos terrenos y va con mucha verdad delante del toro”.

El Maestro Padilla sabe la importancia que su pupilo esté en la final del Certamen porque “es un lanzamiento de futuro y sabe que ganar es lo que le va a hacer marcar la diferencia. Tiene metido en la cabeza ser figura del toreo”. 

Asume la responsabilidad que supone gestionar su carrera “porque uno quiere llevar su carrera lo mejor posible y cuidarlo al máximo”, aunque en realidad se siente “muy ilusionado por ser una etapa nueva y diferente, e intento hacerle el camino lo más llano posible dentro de la dificultad que plantea el toro. Estoy todo el día dedicado a Manuel”.

Comentarios