El indulto

 


El pasado sábado, en los tendidos de la coqueta plaza de Valdilecha, a mi prima pequeña(11) la inundó un mar de dudas. Entre ellas, la que más me llamó la atención era la curiosidad que la surgía alrededor del indulto.


-¿Por qué hay toros que no los matan?

-Porque son tan buenos que se ganan la vida en el ruedo, y así pueden tener hijos que sean buenos.

-¿Y cual es el toro bueno?¿El que no pilla al torero, no?

-Un toro de carne no pilla al torero Marta... ¿ese es bueno?

-Para torear no. ¿Entonces?

-El bueno es el toro bravo.


¿Qué es el indulto?

El indulto significa, en la tauromaquia, el triunfo del toro bravo. Esto sucede, de forma extraordinaria, cuando demuestra en el ruedo una bravura ejemplar y consiste en perdonarle la vida tras la lidia. La función del mismo no es otra que preservar en su máxima pureza la raza y casta, gracias a que el toro suele volver a la ganadería como semental de la misma.


¿Qué es la bravura?

Para dar una idea general acerca de la bravura, y perdonadme la redundancia, diremos que es todo aquello que se le presupone a un toro bravo.

Si ahondamos un poco más en todo aquello que debe reunir un toro para hablar de una bravura ejemplar, nos encontramos con diferentes puntos de vista. Uno de los que, a mi parecer, mejor quedan argumentados, lo refleja Rodrigo García González-Gordon en su trabajo "La evaluación estandarizada de la bravura".

En el, define la bravura como un total de 8 cualidades que puede o debe desarrollar el toro: “la bravura es un concepto multifactorial que engloba ocho dimensiones. Así, un toro bravo se caracteriza por la persistencia de su atención en los estímulos visuales y auditivos que se le presentan (1. Fijeza), debiendo mantener un nivel de actividad constante pero sometida a unos ritmos y pausas (2. Movilidad).Para facilitar la evaluación, consideramos conveniente distinguir entre la acometividad y la embestida. La (3. Acometividad) se refiere a la arrancada, es decir, la primera parte de la embestida. El concepto propiamente de embestida lo hemos reservado para cuando el animal se encuentra dentro de la jurisdicción del lidiador, ya sea en el caballo (4. Embestida en el caballo) o en los engaños (5. Embestida en los engaños). Asimismo un toro bravo debe reunir requisitos de poder, vigor, robustez y resistencia, no cayéndose durante la lidia (6. Fuerza), una embestida recta y embebida en los engaños caracterizada por la claridad y franqueza (7. Nobleza) pero sin perder por ello la combatividad, el ímpetu, la codicia y en resumen, (8. Fiereza)”.

A pesar de poder incluir otros aspectos como la clase o la humillación, todos ellos quedan englobados, por ejemplo, en la embestida, tema que si desarrollamos a fondo se convertiría en demasiado denso.

¿Cómo se indulta un toro?

Cuando la lidia del toro está a punto de darse por finalizada, y este ha resultado de un comportamiento excepcionalmente bravo, el publico solicita el indulto del toro. Si el presidente está de acuerdo con que el matador no realice la suerte suprema, sacará el pañuelo naranja, volviendo el toro a los corrales donde será curado y devuelto a la finca. En algún caso, también se ha tenido en cuenta la opinión del ganadero, o incluso la insistencia de algún torero, pero debe tenerse en cuenta que toda responsabilidad de esta acción recae sobre el presidente.

A continuación os adjunto el video de uno de esos indultos que pone de acuerdo a publico, presidente, torero y ganadero. Cobradiezmos, de Victorino Martín indultado en Sevilla el 14 de abril de 2016 por Manuel Escribano.


https://www.dailymotion.com/video/x44p2uk


La polémica del indulto

En la actualidad, el aumento de indultos y la falta de rigor en muchos de ellos, está terminando por convertir un acto excepcional en rutina. Y lo que es peor, un toro excepcional en uno que no lo es tanto. De una u otra forma supone parte fundamental de la fiesta de los toros, donde el verdadero protagonista, también puede triunfar.



Daniel de la Morena (Andanada del 12)

Comentarios