Cuellar 20/06/21 - Toros de Miura para Rafaelillo, López Chaves y Javier Herrero

 


La previa

Y entre medias del debate entre si anunciarse con Juan Pedro, con Cuvillo o con Garcigrande, ayer se colaron en Morón tres de Murube, pero por desgracia, la terna no evitó la polémica post-corrida dado el juego y la integridad de los seis.


Mañana, por suerte, estamos convocados a algo diferente. Será en Cuellar y tomarán protagonismo los de Zahariche, en lo que será una "miniferia" torista organizada por el Ayuntamiento del municipio segoviano.


Esperaremos a verla en la plaza, ya sabemos de las peculiares echuras de estos toros, pero todo apunta a que, aunque en su línea, alguno de los toros quedará más escurrido de lo que cabe esperar.


Se enfrentarán a ellos Rafaelillo, de quien no hace falta mediar palabra en su relación con los Miuras, López Chaves y Javier Herrero, de quienes no puedo mediarla. Lo haremos al finalizar la tarde.


Así pues, enhorabuena al Ayuntamiento por las oportunidades brindadas, si podemos llamarle oportunidad a una de Miura. Y suerte a los tres. Esperamos ver una gran tarde de TOROS, acorde a Cuellar pero sobre todo a la leyenda de Miura.


Orden de lidia:


Así fue la tarde

Con algo de retraso dados los estragos causados por las lluvias en el ruedo y con una más que reseñable entrada en los tendidos (muy cerca del 75% permitido), dio comienzo la segunda y última tarde del abono cuellarano.





De los seis de Miura que salieron de toriles, destacó el más que interesante primero, ovacionado en el arrastre. El segundo "se dejó más de la cuenta", dejando claro que sus echuras no serían lo único que no estuviese en tipo de la ganadería. El resto de la tarde, en líneas generales, dura. Muy del gusto del aficionado, aunque algo desigual en cuanto a echuras y seriedad, que agradeció cuando las cosas se hicieron en condiciones y no pasó por alto ninguno de los muchos desordenes que se produjeron en las lidias. No dará que hablar la integridad de los toros, pues se trata de Miuras, pero podría hacerlo viendo el descaro con que se arregló alguno.


Rafaelillo volvió a ser ese héroe de dos caras, que es capaz de asesinar un toro en el caballo (hasta siete puyazos recibió el primero de la tarde aprovechando el descontrol de la lidia) o tocar teclas que algunos jamás tocarán. Pudo al bravo y encastado primero al que se empeñó en hacerle las cosas por bajo. Fue una clase de como estar con esos toros que desde el primer capotazo sabes que no va a ponértelo fácil. Y sumergidos en una batalla a la que parecía que no podía ponerse ningún pero, al murciano se le olvidó enseñar al toro por el pitón izquierdo, y lo pinchó hasta en tres ocasiones, perdiendo cualquier posibilidad de triunfo. Con su segundo anduvo más aseado y la gente, que creyó ver en el toro algo más que lo que Rafaelillo quería mostrar (entre otras cosas, volvió a olvidarse del pitón izquierdo), terminó por abroncarle y reprocharle su actitud.


A López Chaves le tocó el premio de la tarde, y no porque cortase un trofeo a su primero, sino porque "Luminario" decidió embestir de una forma diferente al resto de sus compañeros. Ni protestó, ni se vino por dentro, ni quiso afear lo que el salmantino puso sobre la mesa. Dejó detalles con la mano izquierda, y a pesar de lo poco que transmitió la condición de su adversario (que pareció lastimarse durante la lidia) terminó por tocar pelo. Con su segundo cambiaron las tornas, y a pesar de que pudo hacerle menos, todo lo que dejó tuvo una repercusión mayor. Un EXCELENTE recibo capotero por algo intermedio entre el delantal y la verónica, grandes detalles a la hora de colocar al toro en suerte, y buenos muletazos al natural. En los aceros perdió la más que posible puerta grande, pero recogió el agradecimiento del respetable en una calurosa ovación que quisieron dedicarle a toro y torero.


Javier Herrero estuvo muy lejos de ser "el del pueblo", que es lo que muchos tratan de vender en tardes así. ¡Que seriedad! ¡Que mérito! ¡Que disposición! Y por qué no, !que gusto! Si bien es cierto que frente al marrajo que salió en tercer lugar no pudo más que abreviar (ni siquiera fue toro para justificarse), tras una fortísima voltereta; frente al último de la tarde las tornas cambiaron. Fue duro "Palillero", pero encontró el camino para hacerle las cosas el cuellarano. En el sitio, por el pitón izquierdo y sin ligarlos para poder volver a cruzarse donde los toros embisten, dejó Javier los naturales más importantes de la tarde. Perdió los trofeos en la espada, donde volvió a dejar momentos de tensión, pero la importancia de lo sucedido recaló en quienes asistieron a una más que interesante tarde de toros.


Para recobrar la ilusión sirvió el tercio de varas del quinto, donde Tito Sandoval colocó dos puyazos en lo alto de "Taponero" que se arrancó pronto y de largo, para empujar en el caballo como mandan los cánones. Levantó la mayor de las ovaciones de la tarde.


También, cumplió con creces el tercio de varas del sexto. Y es que poner los toros en suerte, es lo que tiene.


Se desmontará la cuadrilla de Rafaelillo en el cuarto y dejó el par de la tarde Alberto Román en el sexto. Destacó una vez más, con el capote y los palos, el buen hacer de Chacón.


Y por qué no, también sea dicho, en torero y con sobrado gusto, anduvo la banda de música durante toda la tarde.


He pasado miedo y sentido la importancia de cada uno de los segundos que los toreros estaban delante del toro. Ahí reside la verdad y el interés de la fiesta. Hoy me fui con ganas de volver.


Ficha del festejo

Plaza de toros de Cuellar. Rozando el "lleno Covid" (75%).

Toros Miura para:

• RAFAELILLO, ovación tras aviso y protestas.

• LÓPEZ CHÁVES, oreja y ovación.

• JAVIER HERRERO, silencio y ovación.


Comentarios