Borja Collado, Isaac Fonseca y Leandro, máxima expectación en Navas del Rey

 


Este domingo 13 de junio, en la plaza de toros de Navas del Rey, se celebrará la novillada que más expectación ha generado de la fase clasificatoria que se sortearon en la presentación del Circuito de Novilladas con picadores de la Comunidad de Madrid.

 

Este cartel anuncia al valenciano Borja Collado, el mexicano Isaac Fonseca y el colombiano Leandro Gutiérrez. Para ellos es la primera de las dos novilladas clasificatorias que torearán en el Circuito, antes de conocer a los seis semifinalistas.

 

Borja Collado viene desde Valencia a conseguir el ansiado título de Triunfador de la Comunidad de Madrid en su plaza de intercambio con el Circuito del Mediterráneo. Tiene muy claro que quiere ser el vencedor. En el ruedo hace lo que su corazón le dicta en cada momento y no tiene problema en “irme a la puerta de chiqueros y luego torear relajado”. Este certamen supone una oportunidad de oro y Borja Collado se siente “muy agradecido a la FTL, a la Comunidad de Madrid y a todos los que lo han hecho posible”. Tiene una premisa muy clara: “no me cabe duda de que aprovecharé esta oportunidad”.


 


>Isaac Fonseca dio el salto a España desde Morelia (México) de la mano de Jacobo Hernández, su apoderado en México, y la Escuela de Colmenar Viejo le abrió sus puertas para formarse como torero. El mexicano fue el triunfador del “Camino hacia Las Ventas” 2018 y este año espera su consolidación como novillero. Para Fonseca “es un certamen muy importante, estoy muy contento por participar”. Los novilleros rivales deben saber que “me preparo día a día para ello y voy a salir como un perro para torear esas novilladas y colocarme en un sitio de puntero”.


 


 


Cerrará el cartel Leandro Gutiérrez, que vino en 2015 desde Cali (Colombia) para formarse como torero. El azar quiso que toreara la primera novillada del circuito ante su gente en Navas del Rey, ya que forma parte de su escuela. Para él, su debut el pasado verano en Añover de Tajo (Toledo) fue “una apuesta porque la novillada era muy fuerte, pero confiaba mucho en mí”. Como cualquier apuesta puede salir cara o cruz, y en este caso “salió bien”. El colombiano caló hondo entre la afición, que le espera con ganas para ver su evolución. Sus expectativas para este año son “poder funcionar y situarme en un lugar privilegiado para los novilleros con picadores”.


 



Comentarios