Resulta complicado contar algo de quien no te dijo nada

 

Partiendo de ello y sin querer ser crítico con quienes durante este parón seguramente no hayan tenido las facilidades que otros, ¡que falta de todo! Y es que el problema no reside en que las novilladas no atraen, sino en que los novilleros no enganchan. Porque nadie nace sabiendo, pero cuando llegas a un sitio como al que han llegado hoy Alvaro, Jesús y Alvaro, se les presuponen otras cosas. Y de todas ellas la única que han mostrado es la gallardía de quien ve que quienes les rodean aprietan. Y por ello termina por apretar más.

En líneas generales, en lo que al aspecto ganadero se refiere, la tarde fue más que interesante. Los tres primeros, de la ganadería colmenareña de Flor de Jara, dejaron al aficionado con la sensación de que si otras manos, y otra mente, los hubiesen lidiado, las tornas hubiesen cambiado. Al primero se le fundió en las distancias cortas y segundo y tercero, este último algo más "protestón", terminaron por venirse abajo a lo largo de las faenas (que no se excedieron como es habitual, dada la penalización por los avisos en la puntuación, ACIERTO TOTAL). Hacia afuera y en un sitio diferente al que piden, es complicado lidiar estas ganaderías. 

La segunda parte de la corrida la protagonizaron las reses de Victoriano del Río y una vez más, los dos novillos que más gustaron a toreros y aficionados llevaron el hierro de Toros de Cortés (quinto y sexto), premiándose al último de la tarde con la vuelta al ruedo. Clase, fondo y ese punto de "bravura, pero sin excesos", le sirvieron a "Desenvuelto" para llevarse la ovación de la tarde.

En líneas generales la novillada fue de correcta presentación para lo que cabía esperar. Desiguales los Victorianos y muy en tipo los de Santa Coloma. Sin lugar para el tercio de varas más allá de un gran puyazo de Paco Plazas al segundo, y con una más que destacable actuación de la cuadrilla de Álvaro Alarcón a lo largo de toda la tarde.

En lo que a los jóvenes se refiere, si bien es cierto que Alarcón dejó detalles de algo diferente, la tarde dijo más bien poco. Difícil momento para "juzgarles", pero si su ambición es ser figuras del toreo el día de mañana, deberían de entender que ese no es el camino. El sitio, el ventajismo o el pico son términos que solo unos pocos pueden permitirse, pero de camino a la cima terminan por desengañar al aficionado.

Seseña debe apretar y buscar algo más de conexión con el público, algo que le sobró a Jesús García, que parecía estar más pendiente de su figura, y lo de fuera, que en torear. Por su parte, Alvaro Alarcón, aunque bien es cierto que disfrutó el mejor lote, dejó unas verónicas a pies juntos y naturales de gran gusto durante la lidia del sexto. Sin duda, lo más destacable de la tarde.

Ficha del festejo

Plaza de toros de Valdilecha (Madrid). Primera del Circuito de Novilladas de la Comunidad de Madrid. Tres cuartos del aforo permitido. 

3 novillos de Flor de Jara (1º,2º y 3º) , 1 de Victoriano del Río (4º) y 2 Toros de Cortés (5º y 6º). El sexto, Desenvuelto, nº 158, negro bragado, de 09/17, premiado con la vuelta al ruedo.


• ÁLVARO SESEÑA, silencio y oreja.

• JESÚS GARCÍA, vuelta al ruedo y oreja.

• ÁLVARO ALARCÓN, oreja y oreja.


Daniel de la Morena (Andanadadel12)

Comentarios