Triunfo de la terna en Torija



Plaza de toros de Torija (Guadalajara). Un tercio del aforo permitido. Astados de la ganadería de Marqués de Quintanar, nobles y con clase pero faltos de fuerza y motor.

Raúl Rivera (Carmesí y oro): 1 oreja y 1 oreja.

Curro de la Casa (Sangre de toro y oro): Palmas y 2 orejas.

Marcos (Azul marino y oro): 2 orejas y Aplausos.

El viento molestó durante todo el festejo. Llovió levemente en la lidia del tercero de la tarde.

Pese al día frío y desapacible que hacía hoy en Torija, el público se dio cita en un número considerable en el coso taurino de la localidad, ávidos de ver toros. El encierro de Marqués de Quintanar ha sido muy noble y manejable, sobresaliendo por su clase, si bien ha adolecido en cierta medida de falta de fuerza y transmisión.

Con un buen manojo de verónicas saludó Raúl Rivera al primero de la suelta, que repitió sus embestidas. Tras el paso por el caballo de picar, coge las banderillas el matador, clavando tres pares de exposición y riesgo, el tercero de ellos ejecutado al violín. Muy templado ha estado con la muleta en la mano Raúl Rivera, aprovechando la fijeza y franqueza del animal cada vez que embestía. El trasteo, como el toro, va a menos, entrando más en batalla el torero en las postreras series. Estocada desprendida. Una oreja.

Al cuarto lo ha recibido Raúl Rivera con una larga cambiada de rodillas en las rayas. Mala pelea en el peto, con la cara alta y saliendo suelto del mismo. Se luce, nuevamente, el matador toledano con los garapullos, llegando más al público con el tercer par, en el que ha realizado el cite de rodillas para después clavar al violín. El cornúpeta ha llegado al tercio final con poco motor, exigiendo a Raúl Rivera poner toda la carne en el asador para hilvanar la faena. Temple y pulso al manejar la mano izquierda ha tenido el espada, que ha aguantado también a su oponente miradas y parones. Pinchazo y gran estocada. Una oreja.

Con mucha delicadeza y suavidad ha movido el capote Curro de la Casa ante el segundo de la tarde. El toro, con ritmo y calidad, le ha permitido al diestro alcarreño cuajar una labor muleteril de altura, subrayando sobre todo las tandas que ha instrumentado por el pitón izquierdo, en las que los naturales han brotado largos y por abajo, con el torero entregado y muy asentado. El deficiente manejo del descabello le ha impedido pasear algún trofeo. Palmas.

Ante el quinto ha vuelto Curro de la Casa ha exhibir un concepto del toreo muy puro, además de una excelente colocación delante del toro. Firme, seguro y muy tranquilo ha estado el torero, que ha suplido con disposición la falta de raza de su antagonista. Buena estocada. Dos orejas.

Una larga cambiada de hinojos ha sido el primer lance que ha ejecutado esta tarde, Marcos, saliéndose posteriormente hacia los medios con el de Marqués de Quintanar. Comienza su faena con un pase cambiado por la espalda, alcanzándose el punto álgido de la misma en el toreo al natural. Por ahí, ha sabido Marcos conjugar alturas y distancias para conseguir varias series que han llegado bastante a los tendidos. En el tramo final, se pega un arrimón, dejando que los pitones le rozaran la taleguilla. Estocada delantera. Dos orejas.

Frente al sexto de la función, Marcos ha tenido una actuación muy seria, firme, en la que le ha tragado una enormidad al toro. En la última parte del trasteo, se vuelve a meter en los terrenos de cercanías. El fallo con el acero, deja su premio en aplausos.

Entre las cuadrillas, resaltar con los palos a Domingo Siro y a Fernando Sánchez en el tercero.


Fuente: Infotauro

Comentarios