José Miguel Callejón: "yo me ofrecería a torear un toro en puntas en Madrid, yo no tendría ningún problema"

 


El jinete José Miguel Callejón es un rejoneador experimentado en busca de sensaciones que le hagan sentirse agusto en la plaza. Y es que el rejoneador madrileño ya tiene unos cuantos años de trayectoria, y en esos momentos se suelen buscar más las sensaciones y momentos que los triunfos numéricos, a pesar de que tan bien sean necesarios a la hora de presentar credenciales para buscar festejos. José Miguel se encuentra en un momento intenso e ilusionado, a pesar de que la pandemia y “Filomena” le hayan intentado parar.


¿En qué momento te encuentras?

  • En un momento complicado por la situación que tenemos, pero yo no he dejado de montar, entrenar y prepararme. Lo que pasa que lo pasé bastante mal con la borrasca “Filomena”, la nevada me tiró todo el techo del picadero, fue un bache que ya he podido superar. Pero claro si a todo eso le añadimos el COVID-19, que me impidió torear la temporada pasada… pasé un bache importante moralmente. Aunque creo que he salido reforzado y con más ganas de torear que nunca.


¿Cómo ves la situación actual del rejoneo?

  • Está en un momento complicado como todo el toreo en general, pero creo que va a haber una racha mala que pasará y volveremos a estar arriba. Con todos los toreros que hay y la cantidad de jóvenes que vienen arreando yo creo que remontaremos.


¿Cómo fue torear en América?

  • Fue increíble, es como España hace años, las plazas llenas, una afición desmedida al toro, la gente muy taurina y acogedora. Hay pueblos a los que todavía les falta la seriedad de los pueblos de aquí, pero ya en la mayoría de los pueblos importantes las corridas son muy serias y con las plazas llenas a reventar. Es una afición excelente y ojalá dure muchos años. Como experiencia ha sido una de las mejores de mi carrera.


¿Cuál crees que ha sido el mejor momento de tu carrera?

  • Han habido varios : el año que toree 80 corridas y quedé líder del escalafón fue una pasada, cuando corté dos orejas a un toro en Valencia en 2008. Quizá ese 2008 fue el mejor momento, tenía una cuadra excelente y las sensaciones eran cada vez mejores, era el año para haber despegado y haber estado en las grandes ferias. Aquel año pensé que iba a estar en San Isidro pero es complicado, a veces miran más cómo te apellidas en vez de cómo toreas. También he tenido baches como todos pero he tenido momentos muy buenos la verdad.


¿Cómo has podido sustentar económicamente la cuadra en tiempos de pandemia?

  • Gracias a Dios en mi familia vivimos de otras cosas. Tengo un centro médico-estético con mi mujer, y me ayuda bastante económicamente, es muy complicado vivir solo del toro hoy en día. Y bueno, también me ha ayudado la doma de caballos para clientes y la compraventa de caballos.





¿Qué opinas sobre que varios aficionados pidan torear en puntas en el rejoneo?

  • Hay gente para todo, pero te digo una cosa, yo me ofrecería a torear un toro en puntas en Madrid, yo no tendría ningún problema. Aunque si que es cierto que no soy muy partidario de ello, el caballo no pide ponerse delante de un toro, lo elegimos nosotros, lo entrenamos nosotros y lo enseñamos para ello. Aunque hoy en día los caballos son toreros, nacen para torear. No soy muy partidario, pero yo no tendría problemas para torear ese tipo de corridas en ferias de primera.


¿Qué sientes cuando montas a caballo?

  • Libertad, es algo especial, es como que desconectas de todo. Te relaja mucho y te libera una barbaridad.


¿Qué caballos crees que merecen nuestra atención?

  • Antiguamente tenía a “Ratón”, que ha sido mi ojito derecho y con el que más agusto he toreado y actualmente tengo a uno que se llama “Aladín”, un caballo zarco y muy torero. No tiene mucha experiencia todavía pero yo creo que va a ser un caballo importante. Y dentro de mis veteranos destacaría a “Cubano” y “Palomo”. Pero ya te digo “Aladín” va a sorprender.


¿Ha cambiado mucho el rejoneo desde que empezaste?

  • No, yo creo que empezó a cambiar cuando yo empecé, la gente quería un rejoneo más espectacular. Fue la época en la que Pablo Hermoso de Mendoza empezó a subir. Yo siempre me he fijado en Joao Moura y Pablo Hermoso de Mendoza. Aunque actualmente hay rejoneadores como Diego Ventura que pisa unos terrenos muy comprometidos y tiene un toreo muy arrollador. Pero la verdad que mi espejo siempre ha sido Joao Moura. El cambio pudo ser hace 20-25 años, actualmente ya hay una línea a seguir, cada vez se pisan unos terrenos más comprometidos, las batidas, galopes de costado, piruetas en la cara del toro...


¿Quién es José Miguel Callejón?

  • Es difícil autodefinirse, me considero una persona humilde al que le encantan los caballos, los toros y el campo. Creo que he sido un luchador, llevo toda la vida peleando, he toreado mucho y creo que todavía no he tenido la recompensa a todo el trabajo que he hecho en esta profesión. Aunque he disfrutado mucho de esta profesión, he tenido momentos muy buenos que los volvería a vivir otra vez sin ninguna duda. Ante todo creo que soy una persona humilde, trabajadora y amiga de sus amigos. Mi familia es buena gente y yo creo que por ellos puede que sea buena gente.


Esto ha sido todo el sacrificio diario de un rejoneador que continúa a la espera de oportunidades para volver a colocarse en el lugar que siempre le ha correspondido, la cumbre del rejoneo, ojalá el toreo le dé el sitio que merece.

Aitor Vian (Tendido_5)

Comentarios