Alejandro Gardel, “Me quedé inmóvil, sabia que me había roto algo”

 


“Fue muy duro, me quedé inmóvil en la plaza, sabía que me había roto algo por dentro. No me dio tiempo ni a asustarme”. De este modo recuerda el novillero Alejandro Gardel el percance sufrido este sábado en el campo y que le ha tenido tres días ingresado y sedado en el Hospital Universitario de Getafe de donde salió a última hora de la noche de este lunes para continuar en su domicilio una recuperación que según los médicos que le atienden será lenta. “Estoy con muchos dolores y a base de calmantes de todo tipo”, reconoce.

Alejandro Gardel fue herido de gravedad este sábado en el campo, cuando estoqueaba unos toros en la plaza cubierta de Eduardo Flores. Como consecuencia del percance, Gardel sufrió la fractura del hueso Ilión –una de las partes claves de la cadera y que sostiene la estructura del cuerpo- así como la afectación de nervios internos y distintos traumatismos.

“Esos traumatismos internos me han dejado sin sensibilidad en la pierna izquierda”, explica Alejandro Gardel que persiste con una fuerte sedación a base de antibióticos y antinflamatorios. “La fractura del Ilión no tiene intervención por lo que deberá soldar a base de reposo, eso es lo único que me importa ahora”, cuenta el novillero de Parla que recuerda que durante la noche del sábado y domingo: “Tuve momentos muy duros porque había nervios afectados y los dolores fueron insoportables”.

El novillero herido así como su apoderado, Justo Jiménez, quieren agradecer las innumerables muestras de preocupación y afecto que están recibiendo por parte de profesionales y aficionados.

Comentarios