Andrés Romero termina su apoderamiento con Carlos Pereda y Óscar Polo tras cuatro años juntos

 


El rejoneador Andrés Romero y Carlos Pereda y Óscar Polo han dado por finalizada su relación de apoderamiento tras cuatro temporadas de camino en común. Se trata de una decisión “consensuada” por ambas partes, que coinciden en que es el momento de que el jinete onubense emprenda una nueva etapa profesional.

“Cuando se dice que se rompe una relación de forma amistosa, nunca puede ser más literal que ahora. Más que dos apoderados, en Carlos y Óscar he tenido dos amigos y dos fieles compañeros de camino, además, en unos años de incertidumbre y lucha. Se unieron a mi proyecto en un momento determinante y su trabajo de estas temporadas ha sido crucial para poder seguir adelante. Solo puedo darles las gracias y expresarles todo mi respeto y cariño”, afirma Andrés Romero.

Por su parte, Pereda y Polo coinciden en que “es importante ver cuándo terminan las etapas. Hemos puesto todo de nuestra parte por situar a Andrés en el lugar que merece por trabajo y por lo que ya ha conseguido, pero ha llegado el momento de que emprenda otro camino porque las circunstancias en el toreo se han puesto muy difíciles y él necesita ahora alguien que le abra nuevos horizontes y una plena dedicación, ya que nuestra actividad profesional va más allá de lo estrictamente taurino”. En este sentido, el rejoneador de Huelva adelanta que, “aunque tengo algunos ofrecimientos interesantes, voy a darme este invierno un tiempo de reflexión y pausa antes de elegir a un nuevo apoderado porque el toreo se ha puesto tan difícil que no se puede fallar a la hora de decidir una cuestión tan importante como en qué manos pones tu presente y tu futuro”.

Comentarios