365 días después




En unas horas se cumplirá exactamente un año del momento en que la Plaza de Toros de Las Ventas veía como tres mulillas engalanadas con banderas españolas y madrileñas se llevaban lentamente ,camino al patio de arrastre, el ultimo toro de la temporada 2019. "Gañanito I", de Valdefresno, y Eugenio de Mora pusieron el punto y final a otra temporada en la plaza de toros más importante del mundo. 

Recuerdo perfectamente que como cada tarde, tomamos algo en el ruedo antes de entrar a la plaza. En los aledaños una amiga nos regaló dos entradas, aquella tarde abandoné la andanada. Me fui sin despedirme de aquellos con quienes había compartido alguna que otra tarde aquel año, algún que otro trago, alguna que otra merienda. Y todo ello sin saber que íbamos a pasar tanto tiempo sin vernos, sin sentirnos. Hace un año que paseábamos Calle Alcalá abajo ilusionados por pasar otra tarde más en nuestro rincón favorito de Madrid y comentábamos el magnífico ambiente que se vivía: "Que cantidad de chavales se han animado a venir hoy a los toros. Hay futuro". Hace un año que no paso por allí, pero estoy seguro que por desgracia, cuando vuelva, la llama de todos ellos habrá perdido fuerza. 

Hace un año que nos despediamos de Chapu en el tendido creyendo que como tarde nos veríamos en Julio en la cuesta. Hace un año que nos despedíamos de Madrid con una foto en su puerta grande, prometiéndonos que volveríamos a vernos pronto. 

Y entre la nostalgia y la tristeza, la temporada 2020 ha pasado en blanco. Faltó gallardía a empresarios y políticos y entremedias de todo ello he dejado mi primer abono de temporada sin usar, cientos de ganaderos han mandado sus toros al matadero y los profesionales del toro llevan desde entonces sin ingresos.

Hoy hace un año éramos felices en nuestra plaza. 365 días después, sin explicaciones ni soluciones nos limitamos a soñar que quizá algún día volvamos sentirnos.

Comentarios