Plaza de Toros | Puerta de Alcalá (Madrid)

 



Sucedió en la década de 1870 a la plaza de toros de la Puerta de Alcalá​ y sería relevada a su vez por la Monumental de las Ventas en 1934. La de Fuente del Berro comenzó a construirse en enero de 1873, siendo inaugurada en septiembre de 1874.​ De estilo neomudéjar según proyecto de los arquitectos Emilio Rodríguez Ayuso y Lorenzo Álvarez Capra, el nuevo coso taurino se encontraba en el lugar que actualmente ocupa el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid.

Explanada colindante

En una explanada junto a la plaza de toros, se encontraba un terreno que normalmente se utilizaba como escombrera, en el que los jugadores del Madrid Foot-Ball Club disputaban encuentros en los primeros años de la década de 1900. El terreno estaba situado entre las calles Jorge Juan, Máiquez y Elipa (actual Duque de Sesto) en lo que hoy es la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Allí, acudían a una taberna denominada "La Taurina" situada en la acera izquierda de la calle Alcalá, para equiparse con su indumentaria, en un cuarto cedido amablemente por el dueño de la taberna, el señor Marrón.​ El mayor inconveniente de aquel proto-vestuario estaba en que era necesario cruzar las vías del tranvía de Ventas, con la incomodidad que aquello suponía.

El campo de juego estaba rodeado por una zanja para evitar que fuera cruzado por los carros de bueyes que llevaban escombros a los vertederos que había en las cercanías. Como anécdota, es aquí donde surge la figura del «bollero», de cuyo nombre nadie se acuerda, pero este hombre además de jugar de extremo izquierda se encargaba de reparar las botas de sus compañeros, de transportar las porterías y limpiar los hoyos para colocar los postes. La figura en la actualidad está encarnada en los utilleros. Le llamaban el así porque trabajaba de madrugada en un horno de pan de la calle General Pardiñas.


Comentarios