Roca Rey, recibe a la prestigiosa revista "Hola"





El diestro Andrés Roca Rey ha recibido a la prestigiosa revista Hola en su nueva casa de Gerena, donde el joven torero ha pasado todo el confinamiento y se prepara física y mentalmente.





En la entrevista y el amplio reportaje fotográfico de ocho páginas, cuenta al periodista Julián Ávila cómo ha pasado este confinamiento, cómo recibió la noticia de la cancelación de su reparación en Valencia, habla también de su filosofía de la vida, de sus inicios y su llegada a España siendo tan solo un niños además de anécdotas y de cómo vive y afronta el futuro el número uno del toreo con tan sólo ventitres años.

El diestro Andrés Roca Rey ha recibido a la prestigiosa revista Hola en su nueva casa de Gerena, donde el joven torero ha pasado todo el confinamiento y donde centra su preparación física y mental. En la entrevista y el amplio reportaje fotográfico de ocho páginas, cuenta al periodista Julián Ávila cómo ha pasado este confinamiento, cómo recibió la noticia de la cancelación de su reparación en Valencia, habla también de su filosofía de la vida, de sus inicios y su llegada a España siendo tan solo un niños además de anécdotas y de cómo vive y afronta el futuro el número uno del toreo con tan sólo ventitres años.

Hay veces que la gente cree que ser torero es llegar a un hotel muy bonito, una habitación muy grande, recibir a mucha gente, ponerte el traje, peinarte, ir a la plaza, torear, triunfar y comer muy bien. Y es lo que menos tiene un torero. La vida de un torero está llena de muchos 
esfuerzos” advertía Andrés Roca Rey al periodista de Hola en una extensa entrevista.
-Se convierte en el número uno. ¿Estaba preparado para asumir tanta responsabilidad?


-Tenía más responsabilidad de chico. Tengo la responsabilidad y las ganas de poder cumplirlas y siento haber conseguido parte de mi sueño. No puedo estar perdiendo el tiempo en dejarlo en responsabilidad o presión. Ya que he conseguido eso que tanto quería toreando, más allá del puesto que tú te quieras poner como torero. ¡Cómo voy a tirar mi sueño por la responsabilidad o por la presión en vez de por la motivación! Al contrario, esto te hace feliz, te enorgullece. Sería una pérdida de tiempo estar con presión. Tienes tu responsabilidad pero tienes que disfrutar y sobre todo aprovechar este momento que me ha regalado la vida.


¿La ambición es otro de los pilares de su sueño?





-Es algo que siempre tiene que estar en este mundo, disfrutar de tu vida y de tu profesión. Sería una tontería. Si no disfrutara de esta profesión, ¿cómo te vas a poner delante de un toro a jugarte la vida? La palabra ambición es importantísima, desde el minuto uno hasta el que te retires. O diría yo hasta el segundo en el que permanezcas vivo en esta tierra hay que ser ambicioso porque si no te mueres por dentro. Una de las cosas que más me duele y me molesta es la monotonía. Y esta viene por la falta de ambición. Hay que innovar, hay que tener metas y apuestas que te hagan ser ambicioso.


“Esta profesión es de bastante pasión. Se juntan muchas energías, muchas circunstancias. Te acuerdas de tu historia, de tus principios, que siempre hay que llevarlos en la mente, te acuerdas de tus motivaciones en el presente. Sabes que estas en una profesión que puedes sufrir un percance en cualquier momento, hasta sabes que puedes perder la vida, como la han perdido muchos compañeros. Y eso te lleva a ser una persona un poco apasionada, por la forma de entender muchos momentos de la vida, no solo en el ruedo sino en la vida con tu familia o tus amigos o en tu profesión. Vivir apasionadamente.”


-¿El halago debilita?



El halago da muchas veces motivación y el halago, cuando te relajas porque te lo crees, llega un punto en el que te debilita. La fama y el triunfo son un monstruo el cual hay que alimentar todos los días para que no te coma”


La entrevista completa en los quioscos y la tienda on Line de Hola.com
Fotografía Jesús Cordero
Fotografía Jesús Cordero








Comentarios