Los ganaderos de lidia de Granada buscan ayuda para no mandar sus toros al matadero











La Delegada de Agricultura, María José Martín, recibe a los miembros del Capítulo de Granada de la Fundación del Toro de Lidia y a las ganaderías de toros de lidia de la provincia para analizar el escenario que se abre durante la epidemia del Covid-19.
Las consecuancias del COVID-19 amenazan seriamente a los ganaderos de bravo de Granada. Las cuatro ganaderías de lidia que existen en la provincia – Herederos de Francisco Rodríguez Balderas, en Güejar Sierra; Francisco Porcel, en Lugros; La Prusiana, en Iznalloz; y Castillo de la Reina, en Lanteira – han visto reducido a la nada el número de ventas de sus reses en este 2020 tras cancelarse, progresivamente, todos los festejos taurinos populares que tienen cita cada año. Por esta razón, desde el Capítulo de Granada de la Fundación del Toro de Lidia se ha promovido una reunión de los ganaderos con la Delegada de Agricultura de la Junta de Andalucía, María José Martín, quien ha escuchado de primera mano las reivindicaciones del sector.
El coordinador del Capítulo, Fernando Navarro, ha subrayado que aunque no son muchas cabezas de ganado – unas 300 – la administración no puede mirar para otro lado ante las reclamaciones que llegan desde el campo bravo: “son ganaderías pequeñas, sí, pero son parte de nuestro medio rural y además contribuyen con su labor a mantener vivo el espíritu de tantos pueblos de Granada donde sus fiestas giran en torno al toro bravo”. Por su parte, las ganaderías presentes en la reunión – Rodríguez Balderas y Castillo de la Reina – han pedido ayudas para paliar los efectos de la paralización de la tauromaquia en la provincia durante este año antes de tener que buscar el peor destino posible para sus animales: el matadero.
Desde la Delegación de Agricultura se ha señalado que la Junta de Andalucía está trabajando en buscar las fórmulas necesarias para rescatar al campo bravo y desde la delegación territorial de Granada se analizarán todos los escenarios posibles para allanar el camino de las ganaderías de lidia que hay en la provincia. De esta manera, y además de las subvenciones que puedan llegar desde Europa o desde el gobierno autonómico, la Delegada ha señalado que desde su área de trabajo se apoyarán todas las iniciativas encaminadas a proteger estas explotaciones además de divulgar la riqueza genética y biológica de las ganaderías bravas de Granada.
Tras la reunión, los ganaderos se han mostrado satisfechos con las palabras de María José Martín y confían en el trabajo que están haciendo las instituciones y han invitado a la Delegada a que visite en persona las distintas ganaderías de bravo de la provincia para que conozca, en primera persona, la realidad del toro de lidia.















Comentarios