"La plaza partida" - Eugenio Lucas Velázquez





"La plaza partida". Eugenio Lucas Velázquez (1854)

Óleo sobre lienzo 160 ×224 cm

Lienzo de grandes dimensiones donde se representa la antigua plaza de toros dela calle Alcalá de Madrid, en esta ocasión con una talanquera que divide en dos la arena. En cada lado del ruedo se escenificandistintas suertes taurinas ante la atenta mirada de una multitud que abarrota la plaza.Representada desde el tendido, la perspectiva crea un coso elíptico fuertemente marcado por ladiagonal de la talanquera, y otra cromática, que diferencia el lado en sombra de la parte al sol. En primer término observamos personajes coloristas ataviados con ropajes populares, majos, manolos y manolas, chisperos y toda una panoplia de tipos con capas, catites, mantones, faldas de volantes, abanicos, que se van desdibujando según avanza la mirada hacia el fondo de la plaza. La arquitectura del coso es tradicional, con los tendidos, las gradas de madera y las andanadas y el palco presidencial, engalanado con colgaduras carmesíes, mientras que el espectáculo de la arena sorprende con varias escenas.



En la zona inferior del ruedo destaca un grupo de toreros y banderilleros que están capeando aun toro queacaba de embestir a un caballo.Ésteyace desangrado en el suelo a los pies del astado. Hacia ellos se dirigen un picador y otros espadas, mientras que a derecha e izquierda otros corceles agonizan. Restos de sangre salpican diferentes zonas del albero. Lo mismo ocurre en la mitad superior, donde además un picador se enfrenta a un toro.A pesar de las cruentas escenas y el bronco y desgarrado realismo de la representación de lo sucedido en el albero, el cuadro irradia coloral estar trabajado con vivas tonalidades. Conjuga zonas de pincelada prieta y seca con otras donde hay gran carga de materia. Juega también con los acabados, figuras detalladas en el primer plano que se van desvaneciendo hasta estar compuestas únicamente por manchas de color.


Existen dos versiones de este cuadro, la que nos ocupa y otra que se conserva en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, Cuba. El lienzo americano tiene unas dimensiones algo menores (82 ×112 cm). Además, aparece firmado y fechado en 1853 en uno de los escalones del tendido. Se conserva también un gouache preparatorio que provienede la colección de Pedro Castillo Olivares, lo que revela el trabajo que dedicó Lucas a esta composición.







Comentarios