La Unión de Criadores dona hasta el momento unas seis toneladas de carne de bravo al Banco de Alimento de Sevilla







La crisis sanitaria ocasionada por la pandemia del Covid19 está causando graves problemas económicos en muchas familias españolas que en estos días tienen que recurrir a los Bancos de Alimentos para poder alimentarse.

Aunque los criadores de bravo son un sector afectado directamente por las medidas sanitarias impuestas por el coronavirus, y que se prevé que ocasione unas pérdidas que superan los 77 millones de euros, este colectivo ganadero siempre ha demostrado su solidaridad y compromiso con la sociedad especialmente en momentos de dificultad. En esta ocasión, a través de la Unión de Criadores de Toros de Lidia se ha firmado un convenio de colaboración con el Banco de Alimentos de Sevilla por el que los ganaderos donan la carne de sus toros que no podrán lidiarse en esta temporada.

El proyecto se ha iniciado con el Banco de Alimentos de Sevilla, y a lo largo de este mes de junio se han donado unas seis toneladas de carne de bravo. El objetivo es hacer extensiva a esta colaboración con los Bancos de Alimentos de Cádiz, Jaén, Extremadura y Salamanca inicialmente, y para ello, se han involucrado directivos y ganaderos de la entidad.





Esta carne de bravo, un producto sano y saludable, se está destinando exclusivamente a reforzar los programas de ayuda del Banco de Alimentos que están viviéndose desbordados y necesitados de colaboración ante este momento tan duro para la sociedad española.

El promotor de la iniciativa, el directivo de UCTL, Fernando Sampedro, afirma que “en estos momentos todos tenemos que ayudarnos unos a otros, y los ganaderos siempre nos hemos involucrado en causas solidarias. Acabamos de comenzar este proyecto y estamos seguros de que muchos de nuestros ganaderos contribuir”.








Comentarios