El Pilar, Urdiales y la luna llenan de magia la noche










A la tenue luz de las velas se convirtió anoche Diego Urdiales en el torero que inauguró las “lunas” de El Pilar, la revolucionaria idea de la familia de Moisés Fraile para dotar de toreo y de alma el confinamiento circunstancial que sufre el sector.
Tres toros fueron los que salieron al ruedo de tientas, porque Moisés Fraile decidió “quemar” un toro más de los que estaban previstos. Y aunque tuvieron cierta calidad y virtudes en todos los casos, ninguno de los tres cumplió con la excelencia que se exige en esta casa para quedarse padreando.
El que sí la alcanzó por momentos fue un inmenso Diego Urdiales, que paseó con mucha torería su seguridad y su aplomo para consentir mucho a los animales y ayudar al ganadero a verles el fondo que guardaban. Hubo momentos de tremenda magia, sobre todo al natural, por donde la excelente clase del segundo de los toros que saltaron al ruedo se amalgamó con la muleta del riojano en muletazos de absoluta hondura.
Esta noche se celebrará la segunda de las “lunas” previstas, un tentadero con dos toros para el torero extremeño Juan Mora, que llegará a los dispositivos de los aficionados en el siguiente enlace:

Foto: Pablo Cobos



















Comentarios