El Niño de las Monjas con nuevo apoderado


El novillero valenciano Jordi Pérez ‘Niño de las Monjas’ y el taurino madrileño Alfredo Fernández han sellado un acuerdo de apoderamiento de cara a dirigir las riendas de su carrera durante la presente temporada 2020. El acuerdo se ha fraguado durante las últimas semanas y nace con el objetivo de poner en valor la carrera de un novillero que ha despertado notable interés entre aficionados y profesionales por sus innatas condiciones en la plaza.

“Estamos muy ilusionados con este acuerdo”, señala Alfredo Fernández, quien ha seguido la carrera del joven novillero valenciano durante su etapa de sin caballos. “El objetivo inmediato es la feria de Fallas que será una tarde importante para su carrera dentro de una campaña que queremos que sea de rodaje, de preparación, de ir creciendo día a día y de que sea el propio novillero quien marque sus propias metas. Si va todo bien, queremos estar presentes en las ferias de novilladas y que su nombre este en la mente de todos los aficionados”, subraya el apoderado quien sostiene: “No tenemos prisa, queremos hacer las cosas despacio y bien”.

Por su parte, el novillero admite “estar muy feliz por tener a un apoderado como Alfredo a mi lado. Es un excelente aficionado, trabajador, conocedor del mundo de los toros y ahí está el trabajo que ha desarrollado con otros novilleros. Nunca he tenido un apoderado y que Alfredo haya apostado por mí me ilusiona y me responsabiliza para no decepcionarle ni a él ni a mí mismo”. Sobre el futuro, el valenciano lo tiene claro: “prepararme y arrimarme para abrirme paso en lo que más quiero que es torear. Ahora tengo la mente puesta en Fallas que es mi debut con picadores en mi tierra. Tengo buenas sensaciones pero hay que demostrarlo en la plaza”.

Como se recordará, Jordi Pérez ‘Niño de las Monjas’ impactó en su debut con caballos en la prestigiosa feria de novilladas de Algemesí donde cortó tres orejas y exhibió unas condiciones cargadas de determinación y valor. Un triunfo que vino a corroborar otros muchos que sumó en su época de novillero sin caballos en plazas de la importancia de Arles, Beziers, Villaseca de la Sagra o el certamen de novilladas de la Ribera del Tajuña.



Comentarios