Diego Ventura deja huella en México


Diego Ventura ya está en México para siempre. Dará igual que el maestro esté allí o aquí, en el lugar que sea o en el tiempo que sea: Diego Ventura ya estará en México para siempre. El rejoneador ha plasmado hoy sus huellas en la Galería Plaza de las Estrellas, un enclave comercial en pleno corazón de Ciudad de México donde se muestran ya más de dos mil huellas de cantantes, actores, deportistas, escritores, músicos, toreros o escultores, entre otros destacadas disciplinas artísticas, culturales y sociales. Entre ellos, Julio Iglesias, Rocío Durcal, Raphael, Alejandro Fernández, Antonio Banderas, Penélope Cruz, Ricky Martin, Salma Hayek o Celia Cruz, entre muchos otros. También los hay toreros como El Zotoluco, Pablo Hermoso de Mendoza o El Juli. 

Hoy le tocó a Diego Ventura, en un signo más y para siempre de la especial relación que le une al país azteca. Desde luego que desde la primera vez que lo pisó, pero cierto es que, sobre todo, a partir del año pasado, cuando completó su mejor temporada mexicana hasta entonces, coronada con el indulto del toro Fantasma en el Coso de Insurgentes, y que tiene prolongación en esta campaña aún en desarrollo. “Es un sueño esto que estoy viviendo. Siempre aspiré a convertirme en un consentido para México, en alguien realmente querido por su gente y ahora puedo decir que me siento así. No puedo estar más agradecido”, ha dicho el jinete de La Puebla del Río, acompañado durante el acto por numerosos admiradores y amigos. Entre ellos, la familia Funtanet a la cabeza, sus principales anfitriones un año más en tierras mexicanas, a quienes Diego agradeció “el cariño con que cuidan cada detalle de mi estancia aquí. Si México ya es mi casa es, en gran medida, gracias a la familia de Francisco Funtanet”.








Comentarios