Encaste Pedrajas


Encaste Pedrajas

Los ejemplares de esta línea ganadera son bajos de agujas, de perfiles rectos o cóncavos, de pecho fuerte y con cuernos bien dispuestos y acapachados en una buena proporción aunque sin llegar por lo general a ser tan cornalones como los que derivan de los encastes de Gamero-Cívico o del Conde de la Corte. Tienen el pelo lustroso y brillante y cuartos traseros derribado, lo que hace al tener el pecho muy desarrollado que tengan aspecto "aleonado".

Son de cara chata y predominante morrillo, la papada es prominente pero no excesivamente amplia, sin llegar a ser badanudos por lo general. Cola larga y de abundante borlón.

La capa es negra, aunque pueden darse algunas pintas coloradas y castañas. Estas capas van acompañadas por una serie de accidentales característicos entre los que se encuentran los más comunes, el bragado, el meno y el listón, dándose también el chorreado y el bocidorado. Los colorados suelen presentar asimismo ojo de perdiz y ser bociblancos.

Suelen ser muy bravos en el primer tercio de la lidia, dando mucho espectáculo. En la muleta su defecto mas importante es llevar la cara a media altura, aspecto éste que también es motivo de críticas por parte de los toreros.








Comentarios