La Fundación del Toro de Lidia organiza una jornada sobre “Sostenibilidad, Mundo Rural y Animalismo”


La Fundación del Toro de Lidia ha reunido esta mañana en Madrid a gran número de aficionados, ganaderos y representantes del mundo rural, así como de distintos partidos políticos para abordar una cuestión de enorme trascendencia e importancia como es la relación o vinculación de la denominada “Industria Animalista” con el final del mundo rural y de nuestras tradiciones y costumbres.

En primer lugar ha tomado la palabra Chapu Apaolaza, portazoz de la Fundación del Toro de Lidia, quien, entre otras cosas, ha demostrado con datos en la mano la millonaria financiación de la que gozan estas organizaciones animalistas, ulilizada para promover campañas publicitarias que pretenden acabar con el modo de vida actual. Con ese dinero, tratan de que el mensaje de oposición al uso de los animales por los humanos, ya sea en gastronomía, investigación médica o vestimenta cale en la sociedad, y que se termine rechazando, por ejemplo, el consumo de carne, alegando además que de esta forma se frena el cambio climático. Afirmación ésta totalmente falsa ya que al desaparecer explotaciones ganaderas también lo harían dehesas, prados… y todo lo que las sostiene. 

Seguidamente ha intervenido Nel Cañedo, pastor en los Picos de Europa. Éste ha explicado que el verdadero animalismo no es tener un perro encerrado en un piso de una gran ciudad o gastarse un dineral en una peluquería canina sino jugarse la vida en los montes para poder proporcionar los mejores pastos a las ovejas, cabras, vacas… Además ha advertido a los políticos de que cada vez que se apoya al animalismo se contribuye a la despoblación del mundo rural y a que se pierda esa cultura.

El Presidente de la Fundación del Toro de Lidia, Victorino Martín, ha sido el encargado de poner punto y final al acto, calificando al animalismo como “una utopía destructora de nuestra civilización y de nuestra cultura”. También ha insistido a los poderes públicos de que tengan claro que cada guiño que hacen al animalismo daña un poco más a la “España Vaciada”.

Fuente: Infotauro








Comentarios