Gonzalo Caballero, cornada en el muslo al entrar a matar al segundo en Madrid



Gonzalo Caballero brindó al doctor García Padrós el segundo de la tarde por el percance sufrido en el San Isidro pasado. El madrileño se entregó en la estocada y salió feamente prendido a la altura del tercio medio del muslo derecho. Está siendo atendido en la enfermería, en la puerta le espera su cuadrilla con la oreja cortada.










Comentarios