Enrique Ponce: "Yo no soy quien para juzgar, pero esto ya tiene mucho recorrido y no se puede aguantar, parece que duele dar las orejas"


Tras dar muerte al cuarto de la tarde y después de que el palco no concediese la segunda oreja al torero de Chiva, fue claro y conciso en los micrófonos de Toros.

"Yo no soy quien para juzgar, pero esto ya tiene mucho recorrido y no se puede aguantar, parece que duele dar las orejas o que con eso se da mayor prestigio a la plaza, pero de eso se encarga la afición que viene a la plaza".

"Al final nos tenemos que quedar con lo que uno hace y ve. Lo importante es como he estado, pero cuando se piden las orejas así, y se torea y mata de la misma manera, no entiendo porque no se conceden las orejas"

"Ha sido una tarde muy redonda y he estado muy bien con los dos toros, he toreado muy suave, sin sacar casi las manos, abandonado, toreando con el alma y el cuerpo… me he dejado llevar por el toreo"









Comentarios