Carlos Aranda sale a hombros en Almodóvar del Campo


Momentos previos al paseíllo en la novillada de Almodóvar del Campo (Ciudad Real, España). Carlos Aranda de grana y oro, Emilio Silvera de verde botella y oro y El Galo de azul cielo y azabache con novillos de Villamarta, de procedencia actual Marqués de Villamarta.



Rompe el paseíllo con unos minutos de retraso. Algo menos de media entrada para ver actuar a los jóvenes novilleros.





Primer novillo de la tarde, negro de capa, muy complicado, reservón y sin recorrido. Carlos Aranda anduvo muy solvente con el capote, sin enganchones y llevándolo muy toreado. Inició faena de muleta con ayudados por bajo muy toreros, a partir de ahí el novillo desarrolló para mal, quedándose corto y protestando mucho. Pinchazo en el que salió prendido de muy malas maneras el novillero de Daimiel, estocada tendida y descabello. Ovación con saludos y leves pitos para el novillo.



Segundo de la tarde, novillo negro listón. Emilio Silvera poderoso con el percal y muy seguro. Comenzó la faena firme, mandando sobre el novillo y entendiéndolo. Resultó cogido sin consecuencias y se sobrepuso con una serie rotunda de redondos con la mano derecha. Se tiró a matar con todo y pinchó en dos ocasiones, a la tercera estocada casi entera y travesada que rueda al animal. Ovación con saludos y pitos en el arrastre al toro.


Tercer novillo de la tarde, negro acapachado, noble. El Galo lo recibió con una larga de rodillas muy ajustada. Protagonizó un tercio de banderillas solvente y con mucho poder que culminó con un par al violín que levantó a los presentes. Con la muleta el toro se paró pero el torero puso todo de su parte sacando muletazos muy templados y toreros. Con recursos terminó el novillero el trasteo de muleta sin salirse de la ortodoxia. Dos pinchazos y casi entera tendida. Ovación con saludos y silencio para el burel.


Cuarto de la tarde, negro de capa, el mejor presentado hasta el momento. Destacó Carlos Aranda con el capote, con mucha suavidad y limpieza, dejó una media muy torera. Comenzó la faena de muleta con dos tandas por el lado derecho muy ligadas, sin obligar al novillo, haciendo las cosas muy bien. Por el izquierdo el animal se paró y a partir de ahí todo lo puso el joven novillero. Cerró al novillo con dos ayudados muy toreros. Mató de una estocada casi entera en la suerte de recibir. Dos orejas y puerta grande para el daimieleño. El novillo es aplaudido en el arrastre.


Quinto de la tarde, negro de capa como sus hermanos. Emilio Silvera anduvo muy bien con el percal pero lo mejor estaba por llegar. El novillero se entendió con su antagonista desde los primeros muletazos, ligados, ceñidos, muy toreros que enseguida llegaron al tendido. Durante dos tandas con la derecha puso de acuerdo al respetable. Con la izquierda bajó el animal pero aun así continuó la faena de altos vuelos. Faena rotunda, se entendió a la perfección con un animal muy noble, con recorrido y transmisión, gran novillo. Pinchazo y estocada fulminante. Oreja y vuelta al ruedo a este quinto novilllo de Villamarta. Perdió la puerta grande con el primer pinchazo.






Sexto y último, negro de capa. Lo recibió El Galo con un ceñido  ramillete de chicuelinas cerrado por una media genuflexo muy torera. Culminó un tercio de banderillas que llegó al público y puso la plaza en pie. La faena de muleta comenzó desde los medios citando desde lejos donde el animal se arrancó pronto e hizo sonar la música, a partir de ahí la faena bajo de intensidad, lo que no afectó al torero, manteniéndose fiel a su concepto. Dejó muletazos de bella factura por el pitón derecho. Estocada casi entera muy tendida y descabello. Oreja.



FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de toros de Almodóvar del Campo (Ciudad Real, España). Domingo 22de septiembre de 2019. Novillada con picadores. Segunda de Feria. Novillos de Villamarta para Carlos Aranda, Emilio Silvera y El Galo. Vuelta al ruedo al novillo que hizo quinto.

- Carlos Aranda (grana y oro), ovación con saludos y dos orejas
- Emilio Silvera (verde botella y oro), ovación con saludos y oreja
- El Galo (azul cielo y azabache), ovación con saludos y oreja.

 Entrada: menos de media plaza

Crónica de Sergio Poyatos Ponce










Comentarios