Joaquin Galdós ha pasado la noche sin fiebre pero con dolores


El diestro Joaquín Galdós, herido muy grave en el muslo derecho en la corrida celebrada ayer en la plaza francesa de Bayona, ha pasado la noche con los dolores lógicos de una cornada de tres trayectorias pero sin fiebre.

Ahora se está a la espera de la revisión de la herida por parte de los médicos y de la emisión del correspondiente parte facultativo.

El torero peruano quiere agradecer también los mensajes de apoyo y de ánimo recibidos de numerosos aficionados desde el momento del percance en la tarde de ayer.

Anoche fue operado en el Hospital Belarra de Bayona, con pronóstico muy grave. Cornada de 3 trayectorias de 30, 20 y 10 cms. El diestro peruano fue cogido al entrar a matar al último de La Quinta siendo cogido en el muslo derecho y una vez en el suelo, el toro le volvió a empitonar levantándole con violencia.









Comentarios